Público
Público

De la final de Praga al adiós de Vancouver en tres meses

El mejor equipo del siglo en la Copa Davis, mermado por las bajas de Nadal, Ferrer y Almagro, se ve obligado a jugarse la permanencia tras caer ante Canadá

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Apenas han pasado tres meses desde que España estuviera a punto de comenzar la final de la Copa Davis, la segunda a la que accedía de forma seguida, ante la República Checa hasta la eliminatoria que le ha dejado fuera del grupo mundial del torneo a las primeras de cambio. La derrota en Praga terminó teniendo sus ecos en Vancouver. 

La derrota de Guillermo García López ante Milos Raonic por 3-6, 4-6 y 2-6 consumaba el fiasco español en la ciudad canadiense y su condena a disputar entre el 13 y el 15 de septiembre la eliminatoria por la permanencia para evitar el descenso.  Su rival lo conocerá el próximo 11 de abril. La Armada no caía en primera ronda desde 2006.

España no está acostumbrada a encontrarse en estas vicisitudes. Es el mejor equipo en lo que llevamos de siglo. Ha conquistado desde el año 2000 cinco Ensaladeras y ha alcanzado en otras dos ocasiones la final. Pero las numerosas bajas obligaron a Alex Corretja a disputar la primer eliminatoria con un equipo cuya mejor ráqueta, Marcel Granollers, está situada en el puesto 32 del ránking. Rada Nadal, que debuta esta semana en Viña del Mar, no ha llegado a tiempo. David Ferrer pidió un descanso en la Davis. Nicolás Almagro sufre molestias en un abductor. Fernando Verdasco tiene problemas en una rodilla y Feliciano López se recupera de una lesión de muñeca.

Tras las dos derrotas iniciales del viernes y la victoria en dobles por los 'maestros' Granollers y Marc López, la responsabilidad de mantener a flote a España recayó en Guillermo García López, número 82 del mundo. Enfrente tenía al número uno canadiense y 13 en la ATP, Milos Raonic. El local no dio opciones al español. Consiguió 22 servicios directos, frente a tres de García López, un 68% de primeros servicios y un 87% de puntos ganados con el primer saque.

El jugador canadiense abrió el partido ganando el primer juego con tres saques directos y en el primer set rompió en dos ocasiones el servicio de García López, quien fue elegido de forma inesperada por Corretja para intentar frenar al gigante canadiense. En el segundo y tercer sets, Raonic rompió en el primer juego el servicio del español, que acabó completamente frustrado ante la efectividad del canadiense. Raonic tuvo 10 puntos de ruptura de los que aprovechó cuatro. Por contra, García López sólo tuvo una oportunidad, en el primer set, pero fue incapaz de materializarla. El debate se abre ahora en torno a la figura del seleccionador Álex Corretja, que finaliza contrato este año.