Público
Público

A la final sin sobresaltos

El Barcelona, con sus estrellas en el banquillo, supera al Almería sin firmar un partido brillante

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

 

Sin despeinarse. Sentenciada la eliminatoria en el partido del Camp Nou con un rotundo 5-0, el Barcelona confirmó anoche su clasificación para la final de la Copa del próximo 20 de abril con otra victoria indiscutible ante el Almería. A pesar de lo abultado del marcador (0-3), no le salió al Barça, plagado ayer de suplentes, un partido brillante. No durante los 90 minutos. Aun así, el equipo de Pep Guardiola pudo celebrar sin ningún sobresalto el acceso a la final del torneo. La 35ª de la historia del club. Por el festejo de Pinto, parecía la primera de este grupo.

De inicio, al conjunto catalán le costó imponer su juego. Incidió en ello la alineación de Guardiola, que no sólo dejó en el banquillo a sus estrellas sino que experimentó con la disposición de sus jugadores sobre el césped. Reservado Piqué, Busquets formó en la zaga; delante, el Barça salió de inicio con Afellay de falso nueve y Bojan en el extremo derecho. A pesar del reconocimiento de su técnico, la de ayer tampoco fue la noche de Bojan.

Tras unos primeros minutos prometedores, el juego azulgrana se apagó. Thiago, el único centrocampista creativo ayer en el once de Guardiola, apenas entraba en juego. Y si el fantasista del Barça no consigue asociarse, mal asunto.

El Almería, que anoche también jugó con gran parte de suplentes y los recién incorporados Luna y Feghouli, lo intentaba, pero no le bastó con el físico de Goitom. Con la lección aprendida del Camp Nou, los andaluces retrasaron la presión para correr menos riesgos y no llevarse una goleada.

Y cuando el Barça parecía más inofensivo, llegó el tanto de Adriano. El brasileño consiguió su primer gol con el Barça, fruto de una espléndida jugada individual que dejó, si cabía, más sentenciada la eliminatoria. Aun así, el Almería se fue a la caseta en el descanso con más disparos entre los tres palos en su haber que el equipo de Guardiola.

La segunda parte no tuvo mucha historia. Busquets, con una tarjeta amarilla que podía poner en peligro su concurso en la final, se quedó en el banquillo y dejó su puesto a Piqué. Delante, Bojan centró su posición, pero ni con esas consiguió batir a Esteban.

Los goles del Barça eran ayer para los novatos. Thiago ejecutó a la perfección un potente cabezazo, una acción de libro tras un magnífico centro de Alves. Luego, también marcó Afellay.

El holandés de origen marroquí deja un magnífico sabor de boca cada vez que Guardiola le da minutos. Anoche, además, se estrenó como goleador con la camiseta azulgrana. Ibi, como le conocen sus compañeros, batió a Esteban con un derechazo tremendo que ajustó al palo de la portería de guardameta local.

Se acabó el sueño del Alemería en la Copa. Al Barça, por su parte, esta vez no le tocó sufrir para alcanzar la final. Esta vez Pinto no tuvo que erigirse en superhéroe, como sucedió hace un par de temporadas, la del triplete, cuando detuvo un penalti ante el Mallorca .

0 - UD Almería: Esteban; Michel, Carlos García, Pellerano (Acasiete, m. 62), Luna; Fabián Vargas, Bernardello; Feghouli, Corona (Crusat, m. 68), Kalu Uche, y Goitom.

3 - FC Barcelona: Pinto, Dani Alves, Busquets (Piqué, m. 46), Milito, Adriano; Mascherano, Keita, Thiago; Bojan, Afellay y Nolito.

Árbitro: Ayza Gámez, de Valencia. Amonestó a los locales Michel y Bernardello y al visitante Busquets.

Goles: 0-1, m. 34: Adriano. 0-2, m. 55: Thiago. 0-3, m. 65: Afellay.

Incidencias: Partido correspondiente a la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey celebrado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos ante 16.000 espectadores.