Público
Público

"La FIS va a arruinar el esquí"

Ligety, campeón del mundo de gigante, lidera la rebelión contra las nuevas reglas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Este fin de semana vuelve la Copa del Mundo de esquí alpino en Lake Louise (Canadá) y en Aspen (Colorado, USA). De momento, flota una calma tensa en el ambiente, pero la tormenta, y no de nieve, puede desencadenarse en cualquier momento. El esquiador norteamericano Ted Ligety, campeón del mundo de gigante, carga por segundo vez en su blog, contra la Federación Internacional (FIS) por las nuevas reglas aprobadas el pasado verano: 'La tiranía de las FIS ha llegado demasiado lejos. Van a arruinar el esquí. Es una dictadura en la que no permiten la intervención ni de atletas ni de fabricantes, y se niegan a escuchar cualquier comentario, envueltos en una falso aire de benevolencia'.

La FIS aprobó en agosto aumentar el radio de giro de los esquís de 27 a 35 metros, así como las longitudes mínimas de las tablas, en especial en el eslalon gigante, en base a de una serie de estudios llevados a cabo por la Universidad de Salzburgo, para prevenir el riesgo de lesiones. Estas reglas entrarán en vigor la temporada que viene.

Las reacciones de los esquiadores fueron muy duras, desde el primer momento, pues consideran que estas medidas suponen un paso atrás de más de 30 años, restan al esquí todo su atractivo y no disminuyen el riesgo de lesiones, sino todo lo contrario. Argumentan los deportistas que al conducir un esquí más largo tendrán que aplicar más palanca en sus giros y por tanto sus rodillas sufrirán aún más. Consideran que los trazados o el estado de la nieve son factores mucho más influyentes y que no se ha contado con ellos.

Ligety está siendo el más beligerante. Fue tajante, cuando probó los nuevos esquís en agosto: 'Dan asco, me sentí como Phil Mahre en el 84. Por mucho que lo intentaba, no podía hacer girar los esquís sino era con un gran esfuerzo'.

El estadounidense rechaza la teoría de que son los esquís la causa del aumento de lesiones en la Copa del Mundo: 'En los últimos dos años ha habido un total de tres accidentes graves, y ninguno por causa del material. Lo considero un nivel de riesgo aceptable'. Las conclusiones de Ligety son diáfanas: 'La nueva normativa favorecerá la fuerza bruta y el tamaño. La FIS ha conseguido que, por primera vez, nos unamos todos en su contra'.