Publicado: 03.12.2015 20:05 |Actualizado: 03.12.2015 21:09

Florentino Pérez no asume ninguna responsabilidad en la alineación indebida ante el Cádiz: "No tenemos la culpa"

El presidente del Madrid se muestra ofendido y afirma que no conocían la existencia de la sanción de Cheryshev ante el Cádiz que le puede costar la eliminación en la Copa del Rey

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Florentino Pérez, durante la rueda de prensa. EFE/J.P.GANDUL

Florentino Pérez, durante la rueda de prensa. EFE/J.P.GANDUL

MADRID.- El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, ha negado este jueves cualquier atisbo de culpa por su parte o la del club tras la alineación indebida este miércoles de Cheryshev ante el Cádiz que le puede costar la eliminación en la Copa del Rey. "Estoy ofendido; nosotros no tenemos la culpa".

"La sanción no es eficaz al no ser notificada a Cheryshev. A nuestra manera de ver no es efectiva. Nadie le notificó al jugador la sanción tal y como establece el artículo 41, apartado 2, del Código disciplinario de la Real Federación Española de Fútbol", dijo Florentino Pérez en su comparecencia de este jueves.

"Estoy muy disgustado, no volverá a pasar más", añadió el máximo dirigente del conjunto blanco, que no culpabilizó a ningún trabajador del club. "No hay ninguna persona que haya actuado negligentemente, veremos en qué termina esto, pero estas son nuestras conclusiones de hoy", indicó.



"El Real Madrid no conocía de su existencia (de la sanción), nadie se lo comunicó, ni el jugador, ni el Villarreal ni la RFEF. La necesidad de notificación personal ha sido expresamente reconocida por el Tribunal Administrativo del Deporte en su reciente resolución del 30 de enero de 2015, procedimiento 223/2014", resaltó.

También dejó claro que aunque el Real Madrid admitiera que la sanción fuera eficaz, tendría que considerarse "automáticamente" anulada porque el párrafo segundo del apartado 1 del artículo 112 del Codigo Disciplinario indica que tras finalizar la tercera eliminatoria de la Copa del Rey, "quedarán automáticamente anulados los ciclos vigentes de amonestaciones" y se iniciará otro nuevo turno en dieciseisavos de final.

Precisamente, el Real Madrid inició en esa ronda la Copa del Rey de la presente edición. Por eso, según ese párrafo, Cheryshev no tendría que estar sancionado porque sus tarjetas amarillas de la pasada campaña no contarían para el curso 2015/16.

Cuestionado por si algún miembro del Real Madrid cometió algún error, indicó que todos en el club acometieron su trabajo "con un gran rigor" y que antes del inicio del partido se hizo especial hincapié en que se chequera todo "a instancias de Benítez" porque estaba "obsesionado" con la presencia de muchos jugadores del filial.

"No hemos detectado que ninguna persona haya actuado de forma negligente. Seguiremos trabajando y a ver en qué termina esto después de analizarlo con los servicios jurídicos y la junta directiva".

Asimismo, habló sobre el delegado del Real Madrid, Miguel Porlan Chendo, una de las personas más señaladas como culpable después del partido por no haber detectado la sanción de Cheryshev. "Chendo y todos los que han participado en este tema quieren lo mejor para el Madrid. Ninguno ha hecho un acto negligente. Nadie nos ha comunicado la sanción al club o al jugador. No nos han informado. No hemos podido obrar de otra manera", apuntó.

"Tenemos una dirección administrativa que se encarga exclusivamente de esto. Nunca ha tenido ningún problema. Esto se desconocía porque nadie lo ha contado. Si al jugador no se le ha notificado personalmente, pues no tiene ningún efecto", insistió.

Cuestionado por si habló con su entrenador, Rafael Benítez, reconoció que lo hizo ayer después de ganar 1-3 al Cádiz y manifestó que "todos los madridistas" estaban muy tristes porque se enfrentan a una situación que nunca "había pasado".

Sin embargo, Pérez no habló con Cheryshev, de quien dijo que está tranquilo y que jugó porque creía que tenía que hacerlo: "Nadie le notificó nada. Aquí no se ha recibido nada, ninguna circular ni nada de nada. Ha sido una fatalidad. No tenemos la culpa. La norma es muy clara", recalcó.

Por último, comunicó que el Real Madrid apelará a todas las instancias necesarias para intentar conseguir mantenerse en la Copa del Rey y reconoció que lo que más le ha molestado de todo lo acontecido fue estar medido en un lío del que intentará salir trabajando "para salir adelante".