Público
Público

El fondo español corre a por su fiesta

5.000 m.  Bezabeh y Sergio Sánchez aspiran al podio. Jesús España persigue revalidar su título de campeón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Que no se extrañen los bañistas de la Mar Bella si, esta mañana, a eso de las 11, se topan con un chaval escuálido, al trote por el paseo de la playa, con camiseta roja y aire grave. Jesús España ha adoptado esa ruta para espabilar las piernas que le llevaron a ser campeón de Europa, hace cuatro años en Gotemburgo, las mismas que deben conducirle esta noche (21.20 h.) a convertirse en el único español en revalidar el título de entonces. Eso, con permiso de sus rivales, claro. Alemayehu Bezabeh y Sergio Sánchez, entre ellos.

Los tres fondistas españoles aspiran a copar el podio y lograr el triplete que el presidente de la Federación anunció alegremente antes del arranque de la competición. Los tres tienen sus opciones. Bezabeh, símbolo de la progresiva globalización del atletismo nacional, porque es el único español que ha bajado de 13 minutos en la distancia (12:57.25) y concluyó segundo su semifinal. Sergio Sánchez, tercero en la suya, porque se ha empeñado en demostrar que los atletas autóctonos pueden ser tan veloces como los oriundos. Jesús España, porque es el vigente campeón y se manejó sin problemas fue segundo en las semifinales.

Mo Farah, el campeón de 10.000, lidera la oposición británica

Frente a los españoles, se alzan los británicos, decididos a cuestionar su hegemonía, con, Mo Farah, el campeón del 10.000, y Chris Thompson al frente. El italiano Meucci, el ucranio Lebid, el irlandés Cragg e Ibrahimov, de Azerbayán, también aspiran a colarse en la fiesta del fondo europeo.

La del mediofondo también puede tener color español. Luis Alberto Marco y Kevin López pretenden ponérselo. 'Y tienen mucha opciones', asegura Miguel Quesada, el último finalista español en un 800 europeo. 'Están en plena forma, aunque todo dependerá del tipo de carrera que se dé', prosigue. A Marco, ya se sabe, le conviene una más lenta para poder imponerse después en la recta final. 'Ahí, yo apostaría por Kevin porque está muy bien, aunque Marco es un buen estratega y tiene más experiencia', señala Quesada. 'Dos medallas son muy difíciles, pero una es casi segura', aventura el catalán.

Marco y López apuntan también a medalla en la final de 800,