Público
Público

Forlán reta al gallinero francés

Disensiones internas en los bleus nublan su estreno ante Uruguay

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hace cuatro años Francia era finalista del Mundial. Hoy es una caja de bombas en la que todas las costuras parecen a punto de romperse. La clasificación fue pésima y si están en Suráfrica es sólo por una mano de Henry contra Irlanda que fue perdonada por el árbitro.

Aquello parecía un punto desde el que sólo se podría mejorar, pero el fútbol demuestra que siempre se puede ir a peor. Los bleus han hecho unos malos partidos de preparación (empató ante Túnez y perdió contra China) y las críticas al seleccionador Domenech, que ayer se confesaba 'nervioso', ya existentes desde hace tiempo, han subido de tono. Por si todo eso fuese poco, también hay disensiones internas en la plantilla con Henry como motivo de la discordia.

El delantero, que no ha tenido su mejor temporada ha llegado al Mundial a última hora gracias a una conversación con Domenech en la que aceptó su condición de suplente y como figura paternal para sus compañeros.

Los partidos previos, sin embargo, han revuelto los ánimos y sus compañeros, sobre los que aún mantiene influencia, le piden de titular en lugar de Gourcuff. No son los únicos problemas internos de la selección, Gallas, antiguo capitán, se ha negado a hablar con la prensa antes de los partidos. No ha aceptado bien que Evra le haya arrebatado el brazalete.

En la inauguración espera Uruguay una selección que también entró en el Mundial a duras penas pero que se sitúa con los bleus como favorita para el grupo A por lo que el partido puede ser crucial. Los uruguayos, que ayer tuvieron que aguantar una hora de retraso de su avión, presentan como credencial una delantera de lujo formada por Forlán y Luis Suárez. Tabárez, a diferencia de la mayoría de los seleccionadores, ha optado por la transparencia plena y ayer ya anunció el once que iniciará el Mundial para los charrúas.