Público
Público

Una fortuna para ganar una Champions

Ganar un Mundial sale más barato: el equipo titular del Madrid cuesta 314 millones de euros frente a los 238 del Manchester

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La crisis se separa esta noche en el Bernabéu. En realidad, el partido no enfrenta a clases sociales, sino a hombres de negocios, a una riada de millones. Frente a Malcolm Glazer, el magnate que compró el United por 1.200 millones de euros, está Florentino Pérez, que fichó a Cristiano por 96. Frente a la soberbia de Ferguson ('la jubilación es para los jóvenes, no para los viejos que no tenemos adonde ir') está la de Mourinho, que mide sus deseos por Copas de Europa. 'Ganaré algo más de dos Champions'. Y frente a los problemas económicos del mundo, están los 512 millones de ingresos que, según la auditora Deloitte, consiguió el año pasado el Real Madrid frente a los 395 del Manchester. 

En realidad, no son cifras de hoy en un mundo, cosido por la crisis, pero así es el fútbol, 'esa enorme representación teatral', según el escritor Eduardo Galeano, en la que el Manchester y, sobre todo, el Madrid significan un desafío constante a las finanzas: todo eso por ganar la Champions. Si se suma el precio de sus presumibles equipos titulares, el del United es de 238 millones de euros por 314 del Madrid. Entonces se descubre que no hay futbolista que se aproxime a los 96 que costó Cristiano. Pero esas son las cosas del Madrid de Florentino, que también fue capaz de fichar del United a Beckham en el mejor momento de su vida. Algo que el orgulloso Ferguson tampoco olvida y de ahí que la rabia también forme parte de su sabiduría. Así que, a partir de ahora, la realidad pertenece a futbolistas muy especiales, entre los que ya no se sabe realmente quienes son mejores, si los titulares o los teóricos suplentes (Varanne, Kaka, Chicharito, Giggs...):

Diego López (3,5 millones de euros) - De Gea (29). Son dos generaciones. De Gea representa un portero para una vida. Diego López, para una emergencia.  El entorno tampoco se parece. De Gea tuvo tiempo para adaptarse. Diego López no ha tenido tiempo ni para fallar. Su diferencia de precio, sobre todo, está en la edad. Pero si Diego López rinde al nivel que mostró en el Villarreal no existe, de ninguna manera, esa distancia de dinero tan escandalosa. 

Arbeloa (4 mill. de euros) Rafael (-). Lateral derecho.  Son dos conceptos de fútbol y hasta de vida. A los 22 años, Rafael tiene una reputación con la pelota que jamás tendrá Arbeloa. Rafael vive con una pierna en el campo contrario. Ahí comienzan los problemas reales de Arbeloa, que ya ha cumplido 30 años. Su fuerza está en su carácter, ante todo, indesmayable. Rafael tiene otra ventaja. Abandonó pronto Brasil. Estaba en edad juvenil cuando el Manchester lo encontró en el Fluminense. Ha resultado un dignísimo sucesor para Gary Neville. 

Coentrao (30) - Evra (7,2). Lateral izquierdo. La diferencia de precio es una mala broma. En la comparación a Coentrao le sostiene la edad, claramente más joven que Evra, que ya es un clásico en Old Trafford. Llegó del Mónaco en 2006. Hoy, no tiene nada que reprocharse. Ha cumplido 31 años, ha sido capitán de Francia y hace su propio diagnóstico de las cosas. 'Somos más equipo desde que se marcharon Tevez y Cristiano'. Coentrao, sin embargo, no ha mostrado esa personalidad en el Madrid. Al contrario. Se ha hecho famoso por su facilidad para complicarse la vida lejos del campo. 

Pepe (30) - Vidic (11). Centrales. Ambos son casi de la misma quinta. Vidic parecía un futbolista para el Madrid de Florentino. La leyenda dice que ofreció hasta 30 millones por él. Ante todo, Vidic es cerebro. Pepe es otra cosa. Un tipo programando para la batalla. La duda es como estará ahora, recién salido de una lesión de dos meses. Vidic sufrió  ese problema el año pasado. Tuvo una rotura de ligamento cruzado. Desde entonces, parece más lento. Así que no se sabe lo que puede pasar esta noche ante Cristiano con el que le une una importante amistad. 

Sergio Ramos (27) Ferdinand (45). Centrales. A día de hoy, no hay color. A los 26 años, Ramos se muestra felino, insaciable. A los 34, Ferdinand sobrevive en estos ambientes debido a su inmensa personalidad. Otro de esa legión de futbolistas de Old Trafford que se ha atrevido a plantar cara a Ferguson. Pero la realidad es que cada vez queda menos de aquel Ferdinand que en 2002 se convirtió en el traspaso más caro del fútbol inglés por 45 millones de euros. Fue una locura, pero entonces era un central imperial. Hoy, por encima de todo, es un profesional que se equivoca poco. 

Xabi Alonso (35) - Carrick (27).  Mediocentros. Son gente de la misma generación. Pero su interpretación del fútbol no se parece. Xabi Alonso  es la opera. Carrick es una avalancha que, además, vive un año especial en Old Trafford desde que llegó en 2006. 'Es su mejor temporada en el club', dice Ferguson. 'Está absolutamente brillante. Siempre está donde debe estar'. Quizá eso reduzca la distancia con Xabi Alonso, que este año no encuentra la tecla. Tiene problemas físicos. De hecho, no se descarta que esta noche Mourinho ponga más madera a su lado. Se habla de Essien. 

Khedira (12) - Cleverley (-). Mediocentros. No hace mucho Mourinho reprochaba a los periodistas el rendimiento de Khedira esta temporada. '¿No decían ustedes que era un paquete?' Cada vez se parece más al futbolista que llegó al Madrid siendo campeón de la Bundesliga. Cleverley es otra cosa. Criado en el Manchester, supo buscarse la vida en Leicester, Watford o Wigam. Hoy, se postula como el heredero de Scholes, una leyenda viva en Manchester.   Tiene la edad justa, 23 años, y la promesa de Ferguson: 'Quiero ayudarle a cumplir sus sueños', dice.

Di María (24) -. Valencia (25). Extremos. Una comparación interesante en la que ya no está claro que Di María sea el vencedor. Aún menos esta temporada que está menospreciando su prestigio. Valencia es el contraste en el Manchester. Hace años llegó para sustituir a Cristiano.  A los 27 años, el ecuatoriano ha encontrado una fotografía perfecta. 'Es uno de esos jugadores que está madurando constantemente. Antonio es muy paciente', dice Ferguson, que compara su manera de ser a la del gran Paul Scholes. 'Viene en los trenes y luego se va a casa, mantiene una vida tranquila'. 

Özil (18) - Nani (25).  Mediapuntas. A los 21 años, Ferguson se lo trajo del Sporting de Lisboa. En realidad, Nani tenía poca reputación para ese dinero. Pero hoy es una referencia casi incontestable. Es más, puede ser hasta una flecha cuando se pega a la raya de cal. Özil es otra cosa. Tiene más clase,  pero la irregularidad no desaparece de su vida. Su relación con Mourinho tampoco parece un cuento de hadas para un futbolista que decae fácilmente.

Cristiano (96) - Van Persie (30). Delanteros. Comparación estimulante y hasta lógica. Dos jugadores de un orgullo enorme a los que el paso de los años ha domado claramente. Pero siguen tan pendientes del equipo como de sus propias estadísticas.  Cristiano es así. Van Persie, también. De hecho, le llaman 'Van Perfect' en el United donde ha encontrado una felicidad muy rápida. Máximo goleador ya de la Premier, juega por todas partes. Ferguson autorizó que fuese el futbolista mejor pagado del Manchester. Nadie lo discute. Ni siquiera Rooney. 

Benzema (35) - Rooney (40). A los 27 años, ya suma nueve en el Manchester. Rooney llegó con 18 en 2004  y, desde entonces, ha sido capaz de sobreponerse a todo.  Ha superado lesiones en todas las partes del cuerpo, expulsiones desagradables, desamores con Ferguson y, por supuesto, ha encontrado goles imposibles. Benzema, de 24, también los ha hecho en el Madrid (sobre todo, el año pasado), pero todavía le separa una distancia enorme de Rooney. A veces, la personalidad abre fronteras y este es uno de esos casos.