Público
Público

Fran, el recambio reticente

El gallego puede suplir a Gasol en la selección española

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Imponente, con sus brazos infinitos y su mano certera (16 puntos y cuatro rebotes), Fran Vázquez devoró el clásico ante el Madrid y el resorte de quienes ya buscan sustituto para Pau Gasol en la selección se activó de inmediato. ¿Podría, al fin, ser el gallego el recambio del pívot de los Lakers, si éste decide no acudir al Mundial de Turquía? 'Nunca hemos visto a Fran como sustituto de Pau', afirma José Luis Sáez. 'No son incompatibles. Esté o no Pau, Fran siempre será bienvenido a la selección. Queremos contar con los mejores jugadores y él es uno de los mejores', prosigue el presidente de la Federación.

Que Gasol y Fran son compatibles no se cuestiona: aunque nadie puede compararse a Pau, el gallego es, probablemente, el jugador que, físicamente, más se parece a la estrella de los Lakers. Ambos son pívots longilíneos, de gran envergadura, si bien el gallego es seis centímetros más bajo (2,09). Tanto es así que, hasta la aparición de Ricky Rubio, sólo el catalán (número tres) había logrado una mejor elección en el draft de la NBA que Vázquez, seleccionado por Orlando con el número 11 de la primera ronda, en 2005.

Pero el lucense renunció a dar el salto a la liga estadounidense y, a cambio, fue consolidando su juego en la ACB hasta convertirse, el curso pasado, en el segundo mejor pívot de la liga y en integrante del quinteto ideal con una estadística que le señalaba como el mejor matador de la ACB (2,5 mates por partido) y que, esta temporada, le destaca como el primero en acierto en tiros de dos, con casi un 70%. Fran no posee el uno contra uno de Gasol ni es tan polivalente, pero ha mejorado notablemente su tiro de media distancia y posee una capacidad para el rebote ofensivo que ni siquiera el pívot angelino iguala. 'Que Fran esté o no en la selección es cuestión de que le apetezca', asevera Sáez.

La cuestión es que, hasta ahora, a Vázquez no le ha apetecido demasiado, por más que los distintos seleccionadores han intentado contar con él. Tras su renuncia obligada a los Juegos de Atenas por lesión, su experiencia en el Europeo de Belgrado (2005) enturbió la relación del pívot del Barça con la selección, a la que volvió al año siguiente con una lumbalgia que le apartó del grupo. Cuenta el entorno de la selección que el gallego nunca encajó demasiado bien en un grupo ya muy formado y tendente a la broma.

'Fran es una persona madura y me extrañaría que no se sintiera bien en un grupo en el que todos se encuentran bien', rebate Sáez. Pero lo cierto es que, cuando, este verano, Sergio Scariolo llamó al pívot azulgrana para disputar el Europeo de Polonia, el gallego esgrimió cuestiones personales para no acudir. 'Nosotros siempre hemos contado con él, pero le tiene que hacer ilusión', señala el presidente de la Federación que, por si acaso, no quiere ni oír hablar de la renuncia de Gasol.