Publicado: 29.03.2016 12:17 |Actualizado: 29.03.2016 12:17

Francia regresa a Saint Denis por primera vez tras el terror del 13-N

La selección gala vuelve a disputar un amistoso en su estadio 137 días después de la masacre yihadista. Habrá medidas de seguridad excepcionales. También se juega esta noche el Portugal-Bruselas, que cambió de sede por los atentados de Bruselas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Todos los asistentes al Francia-Alemania del 13 de noviembre en el césped del estadio de Saint Denis.

Todos los asistentes al Francia-Alemania del 13 de noviembre en el césped del estadio de Saint Denis.

MADRID.- Esta noche será especial en el estadio de Saint Denis. La selección francesa disputa por primera vez en su coliseo un encuentro de fútbol tras los atentados del 13 de noviembre, en el que un comando yihadista llevó el terror a París y causó 137 muertos. Precisamente, 137 son los días que han pasado desde aquella aciaga noche del 13 de noviembre y Francia intenta recuperar la normalidad sin que las heridas terminen de cicatrizar. 

El Stade de France fue uno de los objetivos de los ataques. Los terroristas quisieron acceder al recinto en pleno amistoso contra Alemania y al no poder, atentaron en los alrededores. Los ataques obligaron a concentrar a todos los aficionados asistentes en el césped del estadio para proceder a su desalojo paulatino.

Ahora, han pasado cuatro meses pero la amenaza terrorista sigue estando muy presente. Por eso, el amistoso ante Rusia esta noche contará con un despliegue de máxima seguridad con la presencia de un total de 1.400 agentes de seguridad, entre los que se incluyen 400 policías. La Policía gala también contará con una unidad de élite en el estadio, habrá francotiradores vigilando y ocho puntos de registro en las inmediaciones del campo. 



"Vivimos momentos dramáticos, pero el Stade de France es nuestro estadio. Vamos para jugar un partido y para que la fiesta sea lo más bonita posible", indicó esta semana el seleccionador Didier Deschamps en conferencia de prensa.

El presidente de la Federación Francesa de Fútbol, Noël Le Graët, destacó que se esperan para ese amistoso unas 65.000 personas, y garantizó que la seguridad en ese recinto "va a ser verdaderamente ejemplar".

Deschamps perfila el equipo anfitrión de la Eurocopa

En el plano deportivo, el encuetro servirá para calibrar el estado de forma de la selección francesa a menos de tres meses del inicio de la Eurocopa, en la que Francia es el país anfitrión. El combinado galo se enfrenta a los rusos tras su victoria ante Holanda (3-2) en el Amsterdam Arena el pasado 25 de marzo, en la que un gol de Blaise Matuidi a tres minutos del final acabó por plasmar la superioridad de Francia.

La última lista de Deschamps refleja que aunque algunos jugadores tienen prácticamente asegurado su lugar el próximo junio, todavía quedan plazas disponibles. De momento, sin Karim Benzema, imputado por supuesta complicidad en un chantaje con un vídeo sexual al también internacional Matthieu Valbuena, y sin este último, víctima colateral en la selección, el delantero del Atlético de Madrid Antoine Griezmann es en este momento el nuevo jefe de filas.

En el encuentro de esta noche se espera que vuelva como titular Mamadou Sakho, y no está claro todavía si Deschamps va a confiar en Olivier Giroud o si se decantará por André-Pierre Gignac. Mientras, los rusos, que no han perdido en sus dos últimas visitas a París y que no caen ante Francia desde 1998 -en Moscú- se han tomado muy en serio el partido.

Se disputa el Portugal-Bélgica

Otro foco de interés esta noche estará puesto en el encuentro que se dispute en Leiria entre las selecciones de Portugal y Bélgica. El amistoso de hoy estaba previsto disputarse en Bruselas pero tras los atentados perpetrados el pasado martes se decidió cambiar de sede y trasladarse a territorio portugués, en lugar de suspenderse. 

"Es señal de que el fútbol no tiene miedo, de que las personas no tienen miedo, no debemos dejar que los otros nos obliguen a hacer algo que no queremos hacer. Es una señal muy positiva" que se juegue, manifestaba ayer el seleccionador portugués Fernando Santos. En este mismo estadio Bélgica perdió el sábado ante Bulgaria (0-1).