Publicado: 25.07.2015 21:34 |Actualizado: 25.07.2015 21:35

Froome resiste las embestidas de Quintana y se lleva el Tour de Francia

El británico se proclama ganador virtual tras resistir al último ataque del colombiano. El francés Thibaut Pinot logró hoy la victoria en el Alpe d'Huez.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Christopher Froome.- EFE

Christopher Froome.- EFE

Madrid.- El ciclista francés Thibaut Pinot (FDJ) se ha adjudicado la victoria este sábado en la vigésima etapa del Tour de Francia, transcurrida entre Modane Valfréjus y Alpe d'Huez sobre 110'5 kilómetros, en una jornada marcada por el incomensurable esfuerzo del colombiano Nairo Quintana (Movistar Team) para ganar la partida al británico Chris Froome (Team Sky) en la pelea por el 'maillot amarillo'.



El colombiano, obligado por las circunstancias, atacó en los dos puertos donde podría recortar tiempo con el líder de la general. No lo logró en Croix de Fer, con un Froome que recuperó el terreno perdido en el descenso, y asestó el último golpe en la subida a Alpe d'Huez aprovechándose de la energía de sus dos compañeros de equipo, el español Alejandro Valverde y el colombiano Winner Anacona.

El titánico esfuerzo de 'El Escarabajo' resultó insuficiente. Sin prácticamente terreno para lograr la machada, el colombiano no pudo abrir la brecha necesaria para coronarse en Alpe d'Huez y cambiar las tornas en la general. Recortó 1:19'' y se quedó a 1:12'' de voltear un Tour dominado por un Froome que ha vestido el 'maillot' amarillo en quince ocasiones.

Cara a cara de Movistar contra Sky

El ataque de Nairo Quintana al 'maillot amarillo' en la decimonovena etapa lastimó a Chris Froome pero no le hirió. El colombiano lanzó una advertencia y el británico, muy sólido durante toda esta edición de la ronda gala, tan solo perdió medio minuto. El daño causado fue mínimo, por lo que el líder de Movistar era consciente que antes y durante la subida a Alpe d'Huez gozaría de la última oportunidad de arrebatar el Tour de Francia a su rival.

Al contrario de lo visto durante todo la competición, Movistar tiró de agallas y fue valiente desde el primer momento. Endurecieron el ritmo del pelotón antes de coronar el primer puerto para provocar cortes que agitaran la carrera. La estrategia invitó a Nairo Quintana, acompañado de su compañero Alejandro Valverde, a acometer el primer ataque desde muy lejos.

Un órdago en busca del amarillo en los kilómetros más duros de la Croix de Fer. No salió. En un nuevo ejercicio de resistencia y de seguridad, Froome resolvió la papeleta en el descenso, recuperó a los secuaces que se quedaron descolgados tras el arreón de 'El Escarabajo de Boyacá' y reagrupó a sus compañeros para ser escudado el mayor tiempo posible.

A Froome le basta con su ritmo

A rueda el uno con el otro, Nairo abrió gas como si se tratara de una competición de motociclismo para tantear el terreno a los pies de Alpe d'Huez. 'Biohazard' respondió pero evidenció una fatiga que motivó a los del equipo telefónico. Valverde se puso a tirar y Sky combatió para reducir el impacto.

Entre colombianos andaba el juego. Nairo chupó la sangre de sus compañeros de equipo todo lo que pudo. Conectó, una vez que desfalleció Alejandro Valverde tras un solidario esfuerzo, con Winner Anacona, que se quedó colgado de la escapada. Su compatriota no escatimó ninguna energía en facilitar la ascensión a su compañero de equipo, trabajando a destajo para incrementar la diferencia con un desgastado Chris Froome.

A cinco kilómetros de meta, el de Boyacá dejó atrás a Anacona y se marchó en solitario. La diferencia con Froome superaba el minuto pero los kilómetros restantes no invitaban a soñar con un cambio de protagonista en el cuento. El británico, arropado por Richie Porte y Wout Poels, mantuvo el ritmo para escalar a rueda de sus gregarios y amarrar el 'maillot' con el que soñaba el de Movistar.

De esta forma, tanto Sky como el equipo español salen vencedores de ésta etapa en la que Froome se asegura virtualmente la 102ª edición del Tour de Francia en el preludio de la llegada a los Campos Elíseos, con los telefónicos Nairo Quintana y un sensacional Alejandro Valverde en el podio.