Público
Público

"El fútbol del Barça roza la perfección, da gusto verle"

Juan Pablo, portero del Numancia, admira al rival al que sólo ellos han ganado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Defender la portería del equipo más modesto de la categoría tiene un mérito añadido al resto. Estar en el punto de mira constante de rivales que anticipan resultados, de estadísticas que habitualmente les colocan en el fondo, donde más duele ubicarse, algo contra lo que se ha emancipado el Numancia en esta primera vuelta. 'Somos lo que somos y lo sabemos. Muy humildes, pero tenemos nuestras armas', advierte Juan Pablo Colinas (León, 1978), portero del Numancia, rival esta noche del líder, el Barcelona.

El cuadro que entrena Sergio Kresic ha sido el único en todo el panorama nacional e internacional capaz de vencer en competición oficial al cuadro culé en lo que va de temporada. Fue, además, en la primera jornada de Liga y sobre recordar que la meritoria victoria de los sorianos (1-0) puso en alerta a quienes estaban esperando el primer tropezón del Barça para criticar la designación de Pep Guardiola como sustituto de Frank Rijkaard.

Repetir la hazaña,con el añadido que el partido de hoy es en el Camp Nou, es para Juan Pablo algo que entra dentro de lo posible: 'A un partido cualquiera puede ganar, aunque estando enfrente el Barcelona se tienen que dar una serie de condicionantes'. El primero, matiza, 'que ellos no estén acertados, que tengan un mal día'. Después, añade, 'que nosotros tengamos suerte, que nos salgan las cosas y que corramos mucho. Hay que correr más que ellos porque es la forma de paliar nuestra menor calidad'.

La historia del meta leonés se ha forjado en el fútbol modesto, tras muchos años curtiéndose en la categoría de plata. 'Empecé en el segundo equipo de la Cultural Leonesa, en Tercera, y de allí me firmó el Alavés para su filial. Llegué a debutar cinco partidos en Primera, con Mané de entrenador. Estaba como suplente de Dutruel, un porterazo'.

Abandonó el equipo vitoriano con el último ascenso a Primera de los vascos: 'Ascendimos y firmé por el Numancia. Piterman era el presidente. ¡Vaya personaje! Se taparon muchas cosas con el ascenso'.

Posteriormente, todo su bagaje se ciñe a Segunda, primero en el Numancia antes de recalar el año pasado en el Tenerife. De vuelta al cuadro soriano se ha hecho dueño de su portería indicando que lo que le sucede ahora es, a nivel profesional, la recompensa casi al final de su trayectoria: 'Es algo que me hace disfrutar, ver a jugadores de la entidad que hay en esta categoría, codearme con ellos'.

Enfrentarse esta noche a una pléyade de figuras contrastadas no le atemoriza, aunque si le hace mantener cierta cautela: '¿Miedo? No, solamente respeto. Fíjese quiénes atacan: Messi es el mejor del mundo, Etoo es un goleador impresionante, Henry está recuperando el nivel del Arsenal Pero mire también quién está detrás: Xavi, Iniesta no sé por dónde empezar'.

Sus halagos a los de Guardiola no finalizan ahí: 'Da gusto verles jugar; al toque, con velocidad Creo que a todos los que nos gusta el fútbol les admiramos, nos gustaría ser como ellos, son nuestros espejos'.

El portero rememora la victoria en la jornada inaugural, aunque prefiere pasar página y centrarse en los choques que les quedan: 'Aquello fue una experiencia bonita, pero que, pasado el tiempo, queda en anécdota. Está claro que tuvo mucho mérito porque va a haber pocos equipos que en España y en Europa les ganen esta temporada'.

Hoy será otra historia. La parte física se antoja clave para Juan Pablo: 'Si conseguimos llegar al final con opciones quizás podamos puntuar. Pero es complicado porque ellos resuelven con nada. Jugando mal te ganan, así que si lo hacen bien, te meten tres en cinco minutos, como ya han hecho con otros. Realmente este Barcelona es un equipo cuyo fútbol roza la perfección'.