Público
Público

El fútbol femenino se reivindica

Máxima expectación ante la final Estados Unidos-Japón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Quién dijo que el fútbol es sólo cosa de hombres? El Mundial femenino que se está celebrando en Alemania, y del que el domingo se disputa la final, no sólo ha roto con el tópico, sino que ha superado las previsiones más optimistas de la FIFA. El fútbol femenino gusta, y así lo demuestran las más de 670.000 entradas vendidas en Alemania y los más de 15 millones de telespectadores que han seguido el Mundial.

Estados Unidos y Japón disputan la final en Fráncfort (20:45 h Eurosport). Doce años después de que China cayera ante la selección norteamericana, las niponas vuelven a colocar al fútbol asiático en una final. Estados Unidos es veterana y acumula dos Mundiales a sus espaldas. A pesar de no haber disputado su mejor torneo y de haberse atascado en algunos partidos, las norte americanas, con más estrella que estrelladas, superaron rápido su bache. Terceras en la fase de clasificación de la Concacaf, consiguieron la última plaza para la fase final del Mundial contra Italia.

La final de hoy en Fráncfort promete espectáculo, aunque las estadísticas dan a Estados Unidos como clara favorita. La selección norteamericana se ha batido en duelo tres veces ante Japón este último año, y en las tres derrotó a las asiáticas. Además, en las 25 ocasiones en las que se han visto las caras, Estados Unidos ha acumulado 22 victorias y tres empates. Aunque si los números favorecen a las norteamericanas, la historia del Mundial se posiciona a favor de las niponas, pues en tres de las cinco finales mundialistas disputadas, ha ganado el conjunto entrenado por un hombre, en este caso, Norio Sasaki.

La pegada de la norteamericana Abby Wambach, que lleva 12 goles en el Mundial, será un factor decisivo en la final. De su acierto dependerá no sólo la victoria de su selección, sino también su consagración personal, pues puede igualar las cifras de las máximas  goleadoras de la competición. Si marca dos tantos en la final, Abby haría historia en el fútbol femenino al alcanzar los números de la alemana Birgit Prinz y la brasileña Marta. De momento, la norteamericana lleva tres goles en el Mundial de Alemania, todos de cabeza.

Por su parte, Japón confía en la habilidad de Sawa, a quien las asiáticas han apodado, 'el cerebro del grupo'. Su regularidad, veteranía y capacidad para crear el juego imaginativo y combinativo japonés depende de ella.

Si Japón es la cara, Corea del Norte es la cruz, pues otras tres de sus futbolistas han dado positivo en el control antidopaje. Los exámenes médicos realizados en la primera ronda, revelaban que las sustancias detectadas eran esteroides. Estos tres positivos se unen a los otros dos descubiertos en la selección norcoreana. Un duro y vergonzante golpe, que no debe empañar la final de Fráncfort.