Público
Público

Poco fútbol, mucha pelea

Valencia y Racing empatan a uno en un encuentro caracterizado por la dureza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Sardinero registró anoche la peor entrada de la temporada en el primer partido de 2009. El frío y las alineaciones, plagadas de suplentes de ambos equipos, fueron un varapalo para la afición cántabra. Muñiz se la jugaba con unos jugadores que apenas han disfrutado de minutos esta temporada. Cuando más congelado estaba el ritmo del partido, Colsa, en un intento por despejar un córner botado por Fernándes, despeja erróneamente un balón que acaba al fondo de la red.

Las cántabros soñaban con una remontada que no les dejase fuera de la competición. En apenas dos minutos de juego se ponía el aire a favor con un penalti inocente de Miguel sobre Jonathan Pereira. Pero Garay mandó el disparo contra el larguero.

No desistían los verdiblancos y pronto obtuvieron su recompensa en una falta desde la media luna botada por Lacen. El francés, de falta directa, ajustaba el balón al palo derecho que se colaba al fondo de la red.

Los locales tuvieron la victoria poco después en las botas del debutante racinguista Toni Moral, pero Renan estuvo acertado. También pudieron sentenciar el conjunto de Unai Emery, pero Marchena mandó un disparo envenenado al primer palo. El Valencia perdió los nervios y acabó con dos menos en el terrero de juego con una fea imagen de Miguel, quien forcejeó con su propio entrenador al abandonar el terreno de juego. Ninguno de los dos hizo mucho por romper el hielo de la congelada noche.