Publicado: 10.10.2015 11:45 |Actualizado: 10.10.2015 11:48

Futbolistas y clubes firman la paz

Patronal y Sindicato firman en la Audiencia Nacional un acuerdo que pone fin a varios meses de duras negociaciones. Uno de sus puntos clave establece que ningún club podrá descender administrativamente después del 31 de julio. Se suspende la vista prevista para el próximo martes 13

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El partido de la séptima jornada de Liga en el estadio Vicente Calderón.  EFE

El partido de la séptima jornada de Liga en el estadio Vicente Calderón. EFE

MADRID. -Patronal y Sindicatos del fútbol español, La Liga y AFE firmaron ayer en la Audiencia Nacional un acuerdo que pone fin a varios meses de duras negociaciones que arrancaron tras la convocatoria de huelga del sindicato para las dos últimas jornadas de la temporada pasada. Precisamente la Sala de lo social de la Audiencia estimó el pasado 14 de mayo la petición de la Liga de medidas cautelares que permitió la celebración de las dos últimas jornadas. El próximo martes 13 estaba previsto este juicio aplazado ya anteriormente en dos ocasiones, primero el 17 de junio y después el 21 de julio.

Pero dicho juicio, donde se iba a determinar si era legal la convocatoria de huelga de la AFE, no se va a celebrar. Por fin hay acuerdo con la LFP, un pacto con varios puntos claves para los futbolistas españoles, especialmente los que militan en el fútbol más modesto.

Se debe regular el 0,5% de los derechos de televisión

El primer punto y por el cual se provocó toda la huelga es el porcentaje a percibir por el sindicato de los derechos audiovisuales del fútbol profesional. El nuevo Real Decreto de Venta Centralizada aprobado el 30 de abril recogía que un porcentaje del 0,5% del total se destinaría al fútbol femenino, árbitros, entrenadores y sindicatos. Dicho texto no gustó en la AFE que daba por hecho que ese 0,5% iría íntegro para el sindicato.

Tras el acuerdo alcanzado entre las partes nadie gana la partida. La AFE se asegura ese 0,5% pero de momento no en los términos que desearía. Su intención era incluirlo en el real decreto a diferencia de la postura de la patronal partidaria de dejarlo recogido en el convenio colectivo existente entre las partes. El actual expira al final de esta temporada 2015-2016.

Finalmente, el acuerdo establece que este 0,5% (unos 6 millones en un total de ingresos de 1200 por la venta centralizada) debe inscribirse reglamentariamente en el futuro en una ley, que no tiene que ser el real decreto. De momento se incorpora al convenio.
Además, y relacionado con este punto, todos los clubes de Primera y Segunda renuncian al dinero que iban a percibir del real decreto tanto para sus filiales en Segunda B como para el fútbol femenino. Estas cantidades se destinarán a todo el fútbol modesto de la Segunda B.

Además la AFE logra otra de las reivindicaciones que motivaron la huelga. Entonces consideraba injusto el reparto fijado en el real decreto del 90-10 a la hora del reparto del dinero de las televisiones en los clubes de Primera y Segunda. Esta última se quedaba prácticamente con las migajas del pastel audiovisual. Con este acuerdo la Liga se compromete a subir al 15% el dinero destinado para la Segunda División. Este 5% no vendrá del real decreto sino directamente de las arcas de la patronal.

Con el acuerdo la AFE pasa a formar parte de la Comisión creada en la LFP sobre los derechos audiovisuales, organismo donde no estaba hasta ahora.



Privilegios de Seguridad Social y Agencia Tributaria

Otro de los puntos claves que propiciaron la huelga fue lo que el sindicato consideraba una "persecución" por parte de Hacienda y la Seguridad Social contra los futbolistas. Especialmente en lo relativo a los derechos de imagen. En este acuerdo pasan a reconocerse los privilegios ante ambos organismos del Estado. Uno de los puntos claves afecta a las inspecciones sufridas por los jugadores en relación con sus derechos de imagen.

Ningún descenso administrativo después del 31 de julio

El año pasado asistíamos al traumático descenso del Murcia a Segunda B por cuestiones administrativas. Descenso que se consumaba en agosto dejando a los jugadores en una situación de total indefensión. Pues bien, esto tampoco volverá a repetirse en nuestro fútbol. Este nuevo acuerdo LFP-AFE establece que no podrá haber ningún descenso administrativo después del 31 de julio y que los clubes afectados tendrán 5 días para presentar alegaciones. Este punto es clave a la hora de dotar de cierta tranquilidad a los jugadores.

Porque al hilo de esto, este nuevo acuerdo va a permitir que, en todos aquellos clubes que desciendan por impagos, los jugadores puedan solicitar marcharse a otro club aún teniendo contrato en vigor.

Aumenta el salario mínimo garantizado en Primera en 26000 euros

Otro de los grandes puntos en la negociación giraba en torno al salario mínimo garantizado para los jugadores tanto en Primera como Segunda. En el convenio actual se establece un mínimo de 129000 + IPC en Primera división y 64500+ IPC en Segunda. Ningún jugador puede cobrar por debajo de estas cantidades.

A partir de ahora se produce una subida testimonial en ambas categorías. En el caso de Primera se trata de un 20% pasando esta cantidad a un mínimo de 155.000. En el caso de Segunda se trata de un 15% ascendiendo el mínimo a 74.500 euros. Lo importante también aquí es que los clubes lo cumplan. Existen casos, especialmente en Segunda, donde no se están llegando a pagar este sueldo mínimo porque los clubes romperían el límite salarial impuesto por la propia Liga.

Adiós a futuras convocatorias de huelga

Estos son los puntos claves de esta paz temporal entre la patronal y el sindicato que acaba con cualquier amenaza de huelga futura. Algunos puntos quedarán recogidos dentro del convenio colectivo. Otros falta ver cómo se regularán, especialmente el punto clave, ese 0,5% del dinero procedente de las teles, un mínimo de 6 millones de euros.