Público
Público

El futuro se medita sobre el 'sacacorchos'

"Mi prioridad es continuar en Yamaha en 2011", dice Lorenzo ante los rumores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La historia, los hombres, con sus puntos de locura, han convertido la curva ocho del trazado de Laguna Seca en lugar de culto. Allí, en el Corkscrew (sacacorchos), en esa famosa chicane a ciegas con drástico cambio de nivel, no hay imposibles. Lo dejó escrito Rossi, en 2008, al adelantar a Stoner por fuera de la pista, traccionando su Yamaha sobre la tierra, para ganar una carrera que festejó besando el sacacorchos. Por allí llevan un par de días trazando los pilotos de MotoGP con el circo revuelto. Con los rumores de futuro infectando el paddock. Cambio de cromos del que ya no participa Stoner, nuevo hombre de Honda para 2011. Mañana dejará de hacerlo Pedrosa.

'El día después a la carrera de Laguna Seca, Dani dirá dónde corre el próximo año', asegura Alberto Puig, manager del piloto catalán. Entonces, Pedrosa, como parece, volverá a darle su confianza a Honda. A pesar del año de críticas, a pesar de muchas carreras con una moto ingobernable, a pesar de la oferta de Yamaha, que le prometió una estructura oficial, diferente a la de Lorenzo, si este decide renovar con la marca de los diapasones. Así lo ha aireado el mallorquín cada vez que se baja de la moto en el desierto californiano.

'Mi prioridad es continuar en Yamaha el año que viene', comenta Lorenzo, que admite atravesar por un 'momento personal muy bueno'. Lo asegura con firmeza para acallar los rumores que se han disparado en Laguna Seca sobre una posible oferta de Ducati por el mallorquín (quizás para despistar sobre el inminente fichaje de Rossi). Jorge se siente de algún modo en deuda con una factoría que ha apostado fuerte por él en el futuro.

'En Yamaha me han demostrado amor y cariño para que me quedara y eso vale mucho', agrega el balear, que no anda obsesionado con resarcirse en Laguna Seca tras ser segundo en Sachsenring. En California, el español no ha ganado nunca pese a que en 2009 acarició un triunfo épico. 'Lo importante no es ganar en Laguna sino ser el número 1 al final del año', agregó. La misma declaración de intenciones funciona cuando se le cuestiona por Rossi. 'Mi objetivo no es ganar a Rossi, sino lograr el Mundial'.

En ello anda también Pedrosa, que comenzó a recortar, hace una semana, puntos a Lorenzo en Sachsenring. Allí el binomio Pedrosa-Honda se mostró incuestionable. Como parece su futuro. Junto al proyecto deportivo, el condicionante económico también parece determinar su decisión. Su estrecha relación con Repsol, que apoya a Pedrosa desde su salto a MotoGP, multinacional que coloreará las Honda el próximo año, acerca el sí de ambas partes.

Pero además de rumores, en Laguna Seca también apareció la polémica ante la decisión de Dorna, organizadora del Mundial, y la asociación de constructores (MSMA) de dotar a Suzuki con seis motores más, rompiendo así la limitación de seis motores por piloto.