Público
Público

Gabi se postula como el mejor socio del 'Tigre'

Cuatro asistencias en un día y más centros precisos que nadie en toda la Liga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A la tercera, Gabi quiere explotar. Criado en la cantera del Atlético, debutó en Primera de rojiblanco, fue cedido al Getafe, regresó al Manzanares, traspasado al Zaragoza y, por fin, fichado por su club del alma. El centrocampista madrileño (27 años) se siente importante y exhibe su jerarquía asociándose como nadie con los delanteros. No hay otro futbolista en la Liga que pueda presumir de tantos centros que acaban en remate. Y de ellos, cuatro acabaron en gol, todos el miércoles ante el Sporting.

De las cuatro jornadas de Liga disputadas, ha jugado tres, siempre de titular. Y acredita 24 centros al área, uno cada doce minutos. Una cifra letal para el contrario cuando cerca de la portería espera el balón un delantero como Falcao, en plena racha goleadora.

Quizás por ello, el futbolista rojiblanco acude mañana al Camp Nou con fe: 'El equipo va con una mentalidad de jugar al fútbol y de no renunciar a lo que hasta ahora está demostrando. Estamos de acuerdo con que el Barcelona es un equipo con muchísimo potencial ofensivo, al que le gusta jugar, pero vamos a intentar utilizar nuestras armas, quitarle el balón y jugarle de tú a tú'.

'El Barcelona tiene jugadores que, en cualquier momento, te pueden ganar el partido. No hay que dejarles jugar cómodos, hay que robarles el balón lo antes posible para que no encuentren líneas de pase y luego, a partir de ahí, hacer nuestro fútbol; cada vez que tengamos el balón hay que crear peligro y jugar con mucha agresividad', añade.

Para ello volverá a buscar a Falcao, su socio preferido: 'Es un ritmo muy alto el que ha puesto. Cuando lo ficharon nos dimos cuenta de la clase de jugador que era y día a día, entrenamiento a entrenamiento, lo demuestra. Habrá días que no le entren tan fácil y habrá que ayudarlo, pero lo que está claro es que es un jugador con un enorme potencial'.

Gabi ha dado un total de 229 pases, uno cada minuto. De ellos, 194 buenos, una barbaridad. Y ha participado en 185 jugadas colectivas, una cada 1,5 minutos.

Situado en la sala de máquinas y pese a su innegable vocación ofensiva, a Gabi no le ciega el brillo de las goleadas conseguidas. Ayer quiso poner el acento en la seguridad defensiva del Atlético, que sólo ha encajado un tanto. 'Aparte de atacar muy bien, el equipo defiende muy bien, se junta muy bien y recupera el balón pronto. Es la base para que el equipo esté compactado y lleguen los resultados', argumentó.