Publicado: 13.07.2014 17:41 |Actualizado: 13.07.2014 17:41

Gallopin se viste de amarillo en los Vosgos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El alemán Tony Martin (Omega), el hombre bala del ciclismo, triple campeón mundial contrarreloj, conquistó de la montaña de Los Vosgos su primera victoria en línea en el Tour, en una jornada de transición en la que Vincenzo Nibali 'prestó' por un día el maillot amarillo al francés Tony Gallopin (Lotto).

El día de los Tonys. El Tanque de Cottbus, de 29 años, sacó oró de la escapada inicial de 21 hombres y fue el héroe de la segunda etapa de montaña en la montaña del noreste francés. Completó 155 kilómetros de fuga, de ellos 65 en solitario, sorteando cuán escalador seis puertos. Atacó en el Gran Balón de Alsacia y a modo de contrarreloj resistió hasta meta.

El rey del cronómetro firmó así su tercera victoria en el Tour, pero la primera en línea. Y remató la fuga, no como en la Vuelta 2013, cuando después de rodar en solitario 175 kilómetros le cazaron a 20 metros de la línea. Esta vez la cruzó con un tiempo de 4h.09.34 y un adelanto de 2.44 sobre sus compañeros iniciales de fuga.

A 7.45 minutos llegó el grupo del líder Vincenzo Nibali y resto de favoritos, en una jornada de semitransición, en espera del duelo por todo lo alto del lunes en La Planche des Belles Filles, donde empieza otro Tour y se espera otra gran batalla entre los candidatos a la general.

Este retraso puso de líder a Tony Gallopin, de 26 años, el primer francés que se pone el maillot amarillo en los tres últimos años. Un ciclista de pedigrí que sabe que será rey por un solo día. Hijo de corredor, sobrino del director del Trek, Alain Gaallopin y pareja de la ciclista Marianne Rousse. El ganador de la Clásica de San Sebastián 2013 adelantó la Fiesta Nacional del 14 de julio.

La general cambió de cara, pero sus protagonistas son los mismos. Nibali es segundo a 1.34 de Gallopin y mantiene la renta en torno a 2 minutos sobre Porte, Kwiatkowski, Valverde y Contador. A nadie sorprendió que Nibali y Astana soltaran la prenda dorada. Permitió la escapada del día para ello. Un día menos de carga y menos tiempo que perder al final de la etapa. Directo al hotel para el masaje, cenar y descansar; ahorrando el tiempo que lleva pasar el control antidopaje, atender a la prensa y compromisos con la televisión.

Tiempo que hará falta en la cita clave de los Vosgos. La novena etapa entre Gérardmer y Mulhouse, de 170 kilómetros fue de tregua, que no de paseo. Las mentes estaban puestas en La Planche des Belles Filles, final en puerto de primera que examinará las fuerzas de cada uno. "Habrá diferencias", anuncia Eusebio Unzue, director del Movistar.

Estaba cantada una escapada en el viaje a través del territorio que sirvió de frontera entre el Reich y Francia, en el frente occidental. Se formó en el kilómetro 15. El mejor clasificado, a 3.27 era Gallopin y el grupo contenía al ganador Tony Martin y los españoles José Joaquín Rojas, Dani Navarro y Purito Rodríguez. Tony Martin fue el primero en mover ficha en un terreno de sube y baja permanente. Atacó en La Cota de los Cinco Castillos (3a, km 70) llevándose al italiano De Marchi y arrancó en solitario en Le Markstein, un primera en el kilómetro 120 que enlazaba con el Grand Balllon de la Alsacia, en cuya cima ya tenía asegurado el maillot de "faralaes" de mejor escalador.

Como quiera que el pelotón no reaccionaba y el Astana estaba encantado con perder el maillot amarillo que tenía virtualmente Gallopin, el éxito estaba garantizado para ambos. Tony Martin no tuvo más que tirar de sus dotes de contrarrelojista, impidiendo que los 19 perseguidores le limaran un solo segundo. Firmó muy cerca de Alemania la quinta victoria para un corredor de su país en este Tour, que se une a las 3 de Kittel y a la de Greipel.

Todo listo para la primera gran cita del Tour, la que todos señalan como clave para conocer la foto de los verdaderos grandes favoritos. "Mañana empieza mi Tour", decía Contador. La solución en la décima etapa entre Mulhouse y La Planche des Belles Filles. Siete puertos y ascenso de 6 kilómetros hasta meta al 8,5 por ciento de pendiente. Suenan los tambores de guerra.


http://www.quoners.es/debate/quien-crees-que-ganara-el-tour-2014