Público
Público

Unos gallos sin pelea

Nadal y Ferrer arrollan a los franceses Gasquet y Simon y dejan a un punto la final

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuatro horas y diecisiete minutos. Ese el tiempo que la Armada necesitó para tumbar a Francia (2-0 en la serie) y dejar en carrilada las semifinales de la Davis. Con una victoria en los tres partidos restantes, la final será un hecho. Capitaneada por un lastrado Nadal, Francia no fue un rival digno. Los gallos apenas plantaron pelea y España sólo necesitó seis sets para barrerles de la pista de Córdoba, con un contundente 36-10 en juegos.

Primero Nadal ante Gasquet (6-3,6-0 y 2-1) y más tarde Ferrer contra Simon (6-1, 6-4 y6-1) pusieron en duda las declaraciones del presidente de la Federación Francesa de Tenis en la previa: 'No vamos a Córdoba para hacer turismo', dijo. La derrota española del año pasado en esta misma eliminatoria ante los galos escoció más de la cuenta entre los españoles (0-5). En aquella ocasión Nadal no estuvo, pero al manacorí, por lo visto en la pista, pareció sentir como suya la venganza deportiva ante los franceses.

Y eso que Rafa había avisado durante los días previos que no estaría 'al cien por cien'. Pero el guerrero español, infatigable como siempre, no sabe darse un respiro. En su ADN están las victorias y, por muy desfavorable que sea el escenario, siempre aparece. No importa que estuviera recién llegado de Nueva York, donde hace sólo cuatro días disputó la final del Abierto de Estados Unidos. Da igual que esté fatigado, que tenga las piernas cargadas o que no esté de acuerdo con el sistema de organización de la competición en disputa. Sólo su presencia infunde respeto en sus rivales. Pese a su juventud, 25 años, Nadal sigue batiendo récords más rápido que primaveras. Sumó su decimoséptima victoria consecutiva en la Copa Davis. A Gasquet le endosó la décima derrota en otros tantos partidos. El francés pareció salir a pelear el primer punto de la serie, pero la gasolina le duró hasta el 4-3 del primer set. A raíz de ahí, Gasquet se desfondó y el manacorí le endosó 11 juegos consecutivos. Entonces el galo rindió pleitesía a Nadal, quien poco a poco fue finiquitando el partido. 'Gasquet no me ha hecho jugar puntos eternos, y yo he podido jugarle alto, y firme', resumió el español a la conclusión del partido.

Igual de plácido resultó el punto que logró Ferrer ante Simon. Al francés le pesó la falta de habilidad para jugar puntos largos y prueba de ella es que terminó el partido con 52 errores no forzados. Ferrer se mostró sólido en este aspecto y, salvo en el segundo set, no tuvo problemas para controlar el ritmo del choque.

España está a un sólo punto de la final. Y puede llegar hoy si Feliciano y Verdasco ganan el partido de dobles a Tsonga y Llodra (15.00 horas, Teledeporte).

Serbia, sin Djokovic, se complicó mucho el pase a la final tras perder los dos puntos disputados. Nalbandian ganó a Troicki y Del Potro a Tipsarevic. Los balcánicos son favoritos en el doble.