Público
Público

¿Puede ganar el Atlético la Liga?

Los rojiblancos no lograban un arranque tan bueno en la competición -13 puntos en las primeras cinco jornadas- desde el año del doblete

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hace 17 años, los atléticos se bañaban en la plaza de Neptuno por partida doble. Los Molina, Solozábal, Caminero, Vizcaíno, Simeone o Kiko lograban una Liga ansiada desde hacía muchos años.

Pasado tanto tiempo, la esperanza rojiblanca vuelve a rugir esta temporada. La última vez que los rojiblancos tuvieron un arranque tan bueno como el de este año -13 puntos en las primeras cinco jornadas- fue aquella temporada mágica, la 95-96.

Así que, pese a que sólo se llevan cinco jornadas de Liga disputadas, las circunstancias y los antecedentes casi obligan a hacerse la pregunta. Tras la victoria del miércoles ante el Betis, el Atlético de Madrid es ahora mismo segundo, con 13 puntos y a dos del líder, el Barcelona, que cuenta con 15 puntos. De momento, es el único equipo que sigue el ritmo de los azulgranas, que han hecho pleno de victorias.

Tienen al eterno rival, vecino y el que se supone que debería disputar la Liga a los de Tito Vilanova, el Real Madrid, seis puntos por debajo en la tabla. Y ya empiezan a surgir los primeros comentarios y declaraciones, como en anteriores temporadas, de que van a luchar por lo máximo. 'Tenemos esperanzas de hacer algo grande esta temporada', decía ayer Koke. 

Pero, ¿cuáles son las verdaderas opciones de los colchoneros de disputar el título a Barcelona y Madrid o, si acaso, de acabar en la misma posición en la que se encuentran ahora?

Pese a que el único precedente de los últimos 17 años es inmejorable, los ingentes presupuestos que manejan hoy en día los dos grandes -Barcelona y Real Madrid- y el durísimo calendario hacen muy complicado que se dé tal circunstancia. De hecho, sería una sorpresa mayúscula que los rojiblancos o cualquier otro equipo alcanzaran cualquiera de las dos posiciones, que parecen reservadas desde hace tiempo a culés y merengues.

La distancia entre los terceros, los cuartos  y el Atlético con azulgranas y blancos se ha ido ampliando al final de cada temporada en los últimos años

La distancia entre los terceros, los cuartos clasificados y el Atlético con azulgranas y blancos se ha ido ampliando considerablemente al final de cada temporada en los últimos cinco años. En la temporada 2008-09 -la mejor en cuanto a posición final y distancia de las últimas cinco-, terminó cuarto con 67 puntos, a 11 del Real Madrid (segundo con 78 puntos) y a 20 del Barcelona (primero con 87). Ni siquiera el excelente rendimiento goleador de Forlán -Pichichi y Bota de Oro aquel año con 32 goles- y Agüero -otros 17 tantos- pudo obrar el milagro.

El año pasado, más concentrados en la Europa League que acabarían ganando, los colchoneros se dejaron llevar en Liga, aunque terminarían quintos con 56 puntos. A la exorbitada distancia de 35 puntos del segundo clasificado -el Barça con 91- y a 44 del campeón -el Madrid con 100-.

Y los precedentes más recientes tampoco ayudan. La última vez que Sevilla y Valencia, que parecían dos equipos que surgían en los últimos años como competidores reales de los dos grandes, quedaron a una distancia reducida de la cabeza fue hace seis y siete temporadas respectivamente. De hecho, la última vez que alguien que no fuera Barça ni Real Madrid ganó la Liga fue ¡hace nueve temporadas! El Valencia de Benítez lo hizo en la 2003-04. 

Pese a las cifras y estadísticas poco halagüeñas, ¿puede soñar el Atlético? En su haber está que han realizado su mejor arranque de las últimas 16 temporadas. Con cuatro victorias y un empate, son mejor Atlético por ejemplo que hace dos temporadas, cuando tardaron siete jornadas en lograr los puntos que llevan ahora en cinco. 

Además, tienen al delantero más en forma de Europa, un Tigre que devora la portería rival y que tiene nombre y apellidos. Radamel Falcao es, además, con sus siete goles -tras los dos más logrados el miércoles- el Pichichi actual de la Liga, con un tanto más que Messi.

Y la llegada del Cholo Simeone ha dotado a los rojiblancos de un espíritu ganador y de lucha del que carecían hacía años. Quizás el definitivo para acabar con el duopolio de Barcelona y Real Madrid en la Liga. La solución, en junio. De momento, los colchoneros pueden seguir soñando.