Público
Público

Ganar y guardar la tropa

El Barça estará en octavos si hoy vence en Copenhague, donde los locales han ganado nueve de los diez últimos partidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Barça llegó (con demora) a Copenhague en el avión del Sporting de Braga, con su nombre y su escudo estampados en el exterior, para mosqueo de Sandro Rosell, aunque después lo relativizó repartiendo en el avión panellets, dulce tradicionalmente consumido en Catalunya en el día de Todos los Santos.

Horas después, con un ca-tarro que le enrojecía los ojos, algo intranquilo por el retraso de la rueda de prensa que le haría llegar tarde al entrenamiento, respondiendo ya a preguntas sobre el partido del Madrid y escuchando un cierto molesto runrún en torno a la sanción de Pinto por silbar en el partido de ida, Guardiola compareció con la vista puesta en pasar a octavos de final de la Champions, algo que será una realidad si su equipo gana hoy en el estadio del Copenhague.

No parecería el de hoy el mejor escenario para que lo consiguiera el conjunto azulgrana si atendiéramos a las mentadas pequeñas contrariedades, a que el equipo danés ha ganado nueve de sus últimos diez encuentros de Champions en casa (incluido uno ante el Manchester United en 2006) y a las advertencias de Solbakken sobre un estadio con un ruido 'diez veces mayor' al que hubo en el Camp Nou hace dos semanas.

Pero si lo que se tiene en cuenta es el nivel futbolístico de ambos equipos, que al final es de lo que se trata, o las sensaciones que recoge el Barça tras su incontestable goleada al Sevilla, los de Guardiola tienen todos los números para dejar hoy matemáticamente atado el pase a la siguiente fase y, según señaló el técnico barcelonista, 'olvidar la competición hasta febrero', que es cuando se juegan los octavos. 'Tendremos que hacer un partido soberbio para ganar aquí. Son intensos, pero en casa más', analizó el entrenador, que no quiere ni oír hablar del partido ante el Madrid: 'Queremos ganar no para pensar en el Madrid, porque el del Madrid es un partido más y antes hay muchos partidos'. Lo mismo defiende Alves: '¿Jugamos mañana (por hoy) ante el Madrid? No, pues no hablemos de él'.

Detener a Messi, lanzado de manera estratosférica en el apartado goleador (el pasado sábado marcó un par de goles por tercer partido consecutivo), podría ser una de las preocupaciones mayores en el lado opuesto. Pero el técnico del Copenhague, Stale Solbakken, no parece muy confiado en conseguirlo: 'Entrenadores mejores que yo y jugadores mejores que los míos lo han intentado sin lograrlo'.

El noruego le quitó hierro a la sanción de Pinto, que según informó ayer la UEFA será revisada el próximo 12 de noviembre una vez recibido el recurso del Barcelona. Hoy, de todos modos, se quedará en casa. 'Le tendrían que haber caído cuatro o cinco partidos. No, es broma, me da igual que vea el partido desde el sofá de su casa o desde el banquillo'. Genio y figura, el técnico quiere lograr 'el mayor éxito' de la historia del club danés, una victoria que también a ellos les clasificaría para octavos.

DISPLAY CONNECTORS, SL.