Público
Público

¿Ganó Vettel o perdió Ferrari?

La prensa europea expresa sus filias y fobias en el debate

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ganó Vettel o perdió el título la dupla Ferrari-Alonso. La dicotomía quedó ayer convertida en una espiral de titulares, reflexiones y análisis reducida a un descarado juego de filias y fobias entre la prensa europea. 'Hasta hace poco parecían los tontos y ahora son unos héroes. Los estrategas de Red Bull hicieron al final todo bien y pillaron a sus críticos por los cuernos', razonaba el Franfurter Allgemeine Zeitung como defensa al éxito de Vettel, el piloto proclamado por el Bild alemán como el defensor de Michael Schumacher. 'Eres la locura absoluta', titulaba el diario de los tres millones de ejemplares diarios.

Un tono fanático que convertía el epílogo de la carrera en Abu Dabi en un ajuste de cuentas de la memoria deportiva teutona. 'Es una venganza ante Italia por la derrota de la semifinal del Mundial de fútbol de 2006 y ante España por la derrota en la final del Europeo de 2008 y nuestra eliminación en el Mundial de 2010', sostenía el Bild, que idolatraba al piloto de Red Bull en su editorial. 'Después de Schumi, Alemania vuelve a tener un nuevo héroe en la Fórmula Uno: Sebastian Vettel'. Argumento que también compartía el Berliner Zeitung. 'Vettel es el futuro de la Fórmula Uno y puede llegar a ser tan popular como lo fue en su día Michael Schumacher', reflexionaba el diario berlinés entre líneas del perfil del nuevo campeón mundial: 'La conversión en hombre'.

'El alemán salvó a la F1 de la vergüenza', dice The Times'

La crítica a Ferrari se concentró en Alemania en las páginas del Der Tagesspiegel. 'Alonso y Ferrari escogieron la estrategia equivocada. Un error de cálculo imperdonable', cuestionaba el rotativo berlinés. Más allá fueron los calificativos en Inglaterra, donde el lobby mediático concentra en Alonso y Ferrari su doble enemistad. Con el asturiano, por su mala relación con Hamilton; con Ferrari, ante la histórica puja con McLaren por el liderazgo de marcas.

'Se hace justicia tras robar Vettel el título de las narices de su rival', defiende The Times, que agrega que el piloto de Red Bull 'sólo quería ganar la carrera, pero salvó a la F1 de la vergüenza que podría haber arrastrado su reputación por las dunas del Yas Island. Si en el mundo del deporte existe algo así como la justicia natural, esta se dispensó por un piloto con cara de niño'. El Daily Mail exploraba la misma línea. 'Se hizo justicia', proclama. Mientras, el sensacionalista The Sun excluye a Alonso de la foto final del campeonato. 'Ferrari tan sólo puede culparse a sí mismo por tirar el trofeo por la ventana cuando lo tenía hecho. Vettel abrazó la gloria para asombro de Alonso', razonaba The Sun, que cerraba con un guiño a Hamilton. 'Es el fin del reinado de Lewis como campeón más joven ante un piloto que lloró como un bebé'.

'Alonso, traicionado por una estrategia equivocada', asegura La Gazzetta'

En Italia, la respuesta al título de Vettel cultivó un tono acusatorio hacia la Scuderia. 'Ferrari se equivocó en todo y Alonso fue traicionado por una estrategia equivocada. Hubo un error, uno de esos que son difíciles de olvidar y perdonar', sostenía La Gazzetta dello Sport. 'Ferrari se marcó un gol en propia puerta', defendía el Corriere della Sera. 'Ferrari se hizo el haraquiri ante un magnífico Alonso', titulaba el Corriere dello Sport. El desencanto llegó hasta el Gobierno de Berlusconi. De hecho, el ministro Roberto Calderoli solicitó la cabeza del presidente de Ferrari, Luca di Montezemolo. 'Tiene que marcharse inmediatamente. Es el culpable de que sintamos vergüenza'.

 

DISPLAY CONNECTORS, SL.