Diario Público
Diario Público

Garrido: "Me siento víctima de un cúmulo de despropósitos del Betis"

El técnico despedido carga contra la estructura del club. "En cualquier otro equipo la salvación sería imposible, pero no aquí", dice el nuevo entrenador, Calderón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Juan Carlos Garrido, destituido el domingo como entrenador del Real Betis, ha afirmado hoy que se siente "víctima de un cúmulo de despropósitos por la estructura actual del club".

"Me siento víctima de un cúmulo de despropósitos por la estructura actual del club. Llegué en un momento difícil y no me han dado tiempo para lograr la salvación", dijo Garrido en declaraciones al programa 'Radiogaceta de los Deportes' de Radio Nacional de España.

"Había fichajes pactados y llegarán en los próximos días. Los dirigentes del club estaban trabajando para traer fichajes, pero el 28 de diciembre no había llegado ninguno", agregó Garrido, que sustituyó en el puesto a Pepe Mel.

"En el tiempo que yo he estado pasaban demasiadas cosas para centrarse en el trabajo. Soy una víctima", dijo Garrido, sustituido al frente del Betis por el argentino Gabriel Calderón.

Por su parte, el nuevo entrenador del Betis, Gabriel Humberto Calderón, ha asegurado en su presentación que viene "dar la vida por la salvación" del equipo, un objetivo que "en cualquier otro equipo es imposible, pero no en el Betis", donde ha encontrado "caras de preocupación" en la plantilla.

"Este es el sueño de mi vida. He jugado Mundiales, finales, pero dentro de este campo es donde más feliz he sido gracias al beticismo. Cuando me acuerdo de ese silencio se me pone la piel de gallina. Estoy convencido de que saldremos adelante. En cualquier otro equipo es imposible pero en el Real Betis, no. Tenemos 18 finales, no hay que hacer cuentas. Tenemos que estar unidos, acá los intereses personales no importa. Vengo a dar mi vida por la salvación. Todos somos importantes y todos tenemos que dejarnos todo por el club. Tenemos plantilla y tenemos que trabajar a muerte", pidió Calderón.

El nuevo técnico aseguró que está "convencido" de que el objetivo de la salvación es posible, como una persona que ha "vivido con dificultades durante toda la vida". Su primera meta será solucionar un problema en la plantilla que "es más psicológico que físico", según ha comprobado en su primera toma de contacto. "Los he visto por televisión y en el campo. Los jugadores tienen que mentalizarse en que la del viernes es una final y sólo eso y no pensar más allá. Sus caras son de preocupación, el mensaje llega bien y ahora necesitamos tiempo para que vean mi capacidad. Estoy convencido de que vamos a llegar a buen puerto. La situación es evidente. Si no sabes llegar al jugador es difícil conseguir éxitos. El equipo va a tener un cambio importante", avanzó.

Para lograr esa ansiada mejoría, el argentino explicó que están contempando la posibilidad de realizar fichajes. "La secretaría y el club están mirando jugadores. Es verdad que yo no tengo mucho tiempo para ver. Me he informado de esos jugadores que han pedido y he dado mi opinión. Los dos técnicos anteriores coincidían y ya hay un trabajo hecho", concluyó al respecto.