Publicado: 15.09.2015 20:30 |Actualizado: 15.09.2015 20:53

Gasol liquida a Grecia y España luchará por las medallas

El jugador de los Bulls logra 27 puntos y 8 rebotes para acabar con la selección helena (73-71) tras otro agónico final y llevar a la ÑBA a las semifinales del Eurobasket

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Sergio Rodríguez y Pau Gasol celebran la victoria ante Grecia. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Sergio Rodríguez y Pau Gasol celebran la victoria ante Grecia. EFE/Juan Carlos Hidalgo

LILLE (FRANCIA).- La selección española se clasificó para las semifinales del Europeo 2015, tras derrotar a la de Grecia por 73-71, en una nueva proeza cuando parecía tenerlo todo en contra.

El equipo español se presentó a falta de un minuto y 19 segundos con 7 puntos de ventaja, 68-61, pero aun así sufrió hasta el último segundo. Un sufrimiento que hace que la victoria sepa mejor. España jugará por las medallas y se reafirma como una de las favoritas a todo por genio, esfuerzo, trabajo y compromiso y clase.

Sergio Llull fue el encargado de mostrar las intenciones de España con dos triples en el primer minuto (6-0). Concentración y efectividad en los primeros instantes del equipo español que salió muy enchufado, sabedor de que no podían desperdiciar ni un minuto, ni un balón, ni una oportunidad.

La defensa, de la que tanto se ha hablado en este Europeo, presentó la mejor de sus caras maniatando el ataque griego, donde solo Vassilis Spanoulis resolvió, más por calidad individual que por juego en equipo.

Pese a todo, Grecia igualó el marcador. España se mostró efectiva en ataque con Pau Gasol dominador bajo el aro y bien en defensa, pero débil en rebote, aspecto que sirvió a los helenos para igualar el marcador al término del primer cuarto 14-14, después de dominar en los rechaces por 5-14.



En el segundo periodo, el equipo español explotó la conexión entre 'Chacho' Rodríguez y Pau. Grecia se adelantó brevemente, 7-18 (min.12), pero Nikola Mirotic con dos triples devolvió la relativa tranquilidad en el luminoso.

Bien en ataque y no tanto en defensa, el hispano-montenegrino sufrió con sus pares atrás. Por el contrario, Rudy Fernández hizo un esfuerzo impagable en defensa, lo que permitió al equipo español marcharse al vestuario con un 39-32. Grecia, maniatada por la defensa española, con mejor plantilla, con mejores números y favorita, naufragó y jugó sólo a lo que dictaba Spanoulis, poca cosa ante las ganas españolas.

Los 14 puntos de Pau al descanso y los 12 de Mirotic fueron contrarrestados, en parte, por los 9 de Georgios Printezis y los 7 de Gannis Antetokounmpo, justo la posición de '4', sobre la que menos efectividad mostró la defensa española. El capítulo reboteador quedó igualado a siete.

En el inicio del tercer cuarto, Grecia salió más activada y con triples de Spanoulis y Nick Calathes, más el buen hacer de Antetokounmpo, consiguió empatar, 42-42 (min.23) ante el más timorato inicio del equipo español. La hemorragia costó un parcial de 3-11 (42-46), que cerró momentáneamente Pau Gasol con un triple (45-46, min. 25).

España pasó a zona y Grecia siguió aumentando la dureza atrás, intentando no conceder ni un centímetro a sus rivales. Sergio Scariolo apostó por la defensa y la ausencia de Mirotic dejó a Pau, prácticamente, como el único anotador nacional. España pagó caro el desnivel que produjo la presencia simultánea en pista de Printezis y Antetokounmpo.

Al término de tercer cuarto, 55-57, tras un parcial de 16-25 claro para los helenos (11 de Pau). El equipo español se rearmó moralmente y, sin Pau en pista, remontó el marcador hasta un 60-57 (min.32.15) con un contraataque que machacó con rabia Mirotic.

Con la tensión, nervios y presión lógicas para los dos equipos, España llegó a los cinco minutos finales con ventaja en el marcador, 64-60, gracias también al trabajo defensivo de un Víctor Claver generoso en defensa y en rebote.

España y Grecia pusieron todo en pista. Cada acción significaba un todo o nada y el cansancio comenzó a aparecer. A tres minutos y medio para el final, la ventaja aumentó a 66-60. Y hasta Spanoulis falló un tiro libre, 66-61, prueba de que la tensión se podía cortar. A Mirotic no le tembló el pulso y anotó dos tiros libres para entrar en los dos minutos finales con 68-61. Grecia estaba desarbolada y nadie encontró la forma de neutralizar el trabajo de los españoles.

El genio de Spanoulis no apareció y Grecia se quedó huérfana de talento justo en el momento clave. Aun así, el sufrimiento no se lo quitó nadie, un triple de Kostas Sloukas puso un nudo en la garganta de los aficionados españoles, pero Pau Gasol (27 puntos) cerró el partido con dos tiros libres. No le tembló el pulso. España se clasificó, contra pronóstico, para las semifinales donde luchará por las medallas.

Ficha técnica:

73 - España (14+25+16+18): Pau Gasol (27), Rudy Fernández, Ribas (3), Llull (8) y Mirotic (18) -equipo inicial- Reyes (5), Rodríguez (10) y Claver (2).

71 - Grecia (14+18+25+14): Spanoulis (10), Calathes (14), Koufos (9), Printezis (13) y Antetokounmpo (12) -equipo inicial-, Bourousis (5), Zisis (5), Perperoglor, Kaimakoglou, Papanikolaou, Sloukas (3) y Mantzaris.

Árbitros: Luigi Lamonica (ITA), Ilija Belosevic (SRB) y Fernando Rocha (POR). Felipe Reyes (min. 40), Ioannis Bourousis (min. 38) y Calathes (min.40) fueron eliminados por personales.

Incidencias: Partido correspondiente a los cuartos de final del Europeo 2015 de baloncesto disputado en el estadio Pierre Muroy de Lille (Francia) ante 17.864 espectadores.