Público
Público

De Gea sepulta al Atlético

El meta., nervioso y fallón desde el derbi, impulsa al Aris y deja al campeón casi fuera de Europa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El campeón no quiere renovar su condición. El Atlético se entregó ayer al Aris, que le dobló por segunda vez y le dejó prácticamente fuera ya de Europa. De Gea completó otra actuación desastrosa y a rebufo de su repentina inseguridad y nervios, el Atlético se fue cayendo. De nada le valió ir ganando durante un buen tramo. Acabó desplomado ante un rival menor. Quique no ayudó con los cambios.

El partido arrancó tan mal como acabó. Y no tanto por las consecuencias inmediatas, un gol en contra, sino porque confirmó una peligrosa tendencia: De Gea ha entrado en una inesperada cuesta abajo. El meta es otro desde el derbi, un cancerbero indeciso, tembloroso y fallón. El Atlético del curso pasado creció precisamente al calor de la sangre fría de su fabuloso portero, 18 años con el aplomo de un veterano, un generador incontrolable de seguridad y calma. Pero el chico lleva un tiempo desconocido. Desde su gris actuación en el Bernabéu representa exactamente lo contrario. Duda, no sale, no ataja, parece un flan. Concede los goles que antes prohibía, hasta los regala. Y la defensa lo nota, la grada lo nota, el rival lo nota. Y el Atlético se cae.

De Gea concedió el primer gol en una interminable jugada en la que acumuló errores: salió mal, dejó la pelota muerta y vivió fuera de sitio, en el balcón del área, los viajes alocados del balón. La defensa no se sobrepuso a la cantada y tampoco acertó a reaccionar. Y así, al tercer tiro, tras escupir Tiago el primero y el larguero el segundo, Koke puso el nudo del 0-1 en la garganta de los pocos aficionados que decidieron arropar a los madridleños en una noche gélida.

Por suerte para el Atlético, en la otra punta del campo el Aris también temblaba

Por suerte para el Atlético, en la otra punta del campo el Aris también temblaba. Los defensas y el portero se deshacían de un soplido. Por suerte para el Atlético, en la otra punta del campo todavía habita el Kun. De la combinación de factores, un portero aterrorizado, una zaga de mantequilla y el Kun (y a su lado, Reyes), el Atlético arrancó enseguida un revolcón al marcador. Le bastó un cuarto de hora.

La sensación de superioridad era tan abrumadora y tan frágil la que daba el grupo de Cúper, que el Atlético no se exigió cerrar con tres candados la victoria, agrandarla. Dejó pasar el primer tiempo sin apretar, sin empujar con fuerza hacia un tercer tanto. Se la jugó, por tanto, a cualquier suceso, a que un mínimo contratiempo complicara el resultado. Y así sucedió nada más comenzar la segunda mitad en otro error, esta vez de Domínguez, al que Quique acababa de conceder el perdón de no se sabe aún qué delito. El central concedió un penalti en un saque de esquina vacío y Koke no lo desaprovechó.

Al Atlético le entraron las prisas y al Aris, sin encontrar calidad pero sí solidez, se le pasó el miedo. Se agruparon atrás los griegos (y sus españoles) y al Atlético no se le ocurrieron ya ideas para desarmarlos. Se volvió un horror, la vulgaridad de los viejos tiempos. Todo caminaba mal hacia el empate cuando De Gea lo volvió peor. El meta convirtió de nuevo su área en un manojo de nervios tras otro córner y al final de un agobio de tiros y despejes en falso, Lazaridis remató al Atlético. El campeón ya no quiere seguir siéndolo. Ni ganando en Leverkusen tiene fácil el pase.

2- Atlético: De Gea; Ujfalusi, Godín, Domínguez, Antonio López (Fran Mérida, m.86); Mario Suárez, Tiago (Raúl García, m.86); Reyes, Simao (Diego Costa, m.73); Forlán y Kun.

3 - Aris: Sifakis; Vangjeli, Oriol, Lazaridis, Míchel; Faty, Toja; Javito, Koke (Prittas, m.76), Mendrinos (Kaznaferis, m.71); y Cesarec (Carlos Ruiz, m.83).

Goles: 0-1. M. 1. De Gea sale con una mano a un centro blando y le deja la pelota a Mendrinos, que remata por dos veces, la segunda al larguero, y Koke manda a la red el rechace. 1-1. M.11. Simao remata al palo tras un taconazo del Kun y Forlán recoge el rechace y marca. 2-1. M.16. Kun ajusta a un rincón un gran envío largo de Domínguez que Sifakis recibe a media salida. 2-2. M.55. Koke, de penalti, señalado por agarrón de Domínguez a Vangjeli a la salida de un córner. 2-3. M.81. Lazaridis aprovecha una despeje blando de De Gea en un agobio tras un saque de esquina.

Árbitro: Bebek (Croacia). Amarilla a Tiago, Javito,Domínguez y Raúl García.

Vicente Calderón: 20.000 espectadores.