Público
Público

El Getafe asalta el Bernabéu y sube la tensión de la Liga

Rompe la racha inmaculada del Real Madrid en casa (0-1) y permite que el Barça se coloque a sólo dos puntos del liderato tras golear al Levante

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Getafe, con un atrevido planteamiento y una jugada de astucia, derrotó al Real Madrid en el Santiago Bernabéu (0-1), donde no había ganado nadie en más de un año, y devolvió la emoción a una Liga en la que vuelve a creer el Barcelona, que situado a dos puntos, depende de sí mismo por primera vez en el año.

Suena la alarma en el Bernabéu, porque ya son muchos accidentes seguidos. Ante el Betis fue cierta relajación, frente al Roma; mala suerte y, hoy contra el Getafe; un despiste, pero ya son demasiados resultados adversos para achacarlos tan sólo a la escasa fortuna.

Ante el Getafe, el Real Madrid repitió un esquema similar al de pasados encuentros. Dominó en el primer tiempo, pero no marcó y, en el segundo, se vio sorprendido por una jugada insólita; festejaba un gol anulado al holandés Arjen Robben, por fuera de juego de Raúl, cuando el rival montó un contragolpe que culminó con acierto el nigeriano Ikechukwu Uche (m.63).

El Barça recupera su juego y cree en la Liga 

Con este nuevo tropiezo, el equipo de Schuster prácticamente agota su renta ante el Barcelona, que se sitúa a un partido del liderato, con el enfrentamiento directo entre ambos, el 7 de mayo en el Bernabéu, como objetivo principal.

Porque, como estaba previsto, el Barcelona prolongó contra el Levante el estado de euforia que logró en Glasgow, donde el miércoles firmó el mejor encuentro de la temporada. El equipo de Frank Rijkaard no tuvo problemas para golear al colista, que tan sólo sembró de dudas el Camp Nou durante tres minutos, el tiempo que transcurrió desde que Mustaphá Riga logró, de penalti, el empate a un gol (m.41), hasta que lo deshizo Leo Messi (m.44).

Más allá de la goleada, la mejor noticia para el barcelonismo es el regreso del camerunés Samuel Eto'o, autor de tres goles, en un partido que abrió a los 14 minutos Xavi Hernández, otro de los destacados.