Público
Público

Ghana se lleva el bronce tras remontar a Costa de Marfil

Los anfitriones terminaron ganando por 4-2 un encuentro que iban perdiendo antes del descanso por 1-2

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ghana se ha adjudicado el 'bronce' de la Copa de África tras remontar (4-2) el encuentro por el tercer y cuarto puesto frente a Costa de Marfil, que fue por delante en el marcador durante buena parte del partido, donde destacó el doblete de Sanogo en la primera mitad y la reacción ghanesa por medio de Abeyie y Agogo.

A la espera de la gran final de mañana, el encuentro comenzó de cara para los anfitriones, que se adelantaron en el marcador en el minuto 10. El autor del tanto fue Muntari, tras un perfecto golpeo de falta que evitó la barrera y se introdujo por el lado defendido por Tiassé Koné.

Sin embargo Sanogo, en el minuto 23, estableció el empate (1-1) tras ganar la espalda a la defensa ghanesa y cruzar su tiro de modo impecable. Y es que la conexión Drogba-Sanogo resultó letal en el primer tiempo. El meta local Kingson detuvo dos grandes ocasiones al delantero del Chelsea, cuando se cumplía la media hora de partido, pero Sanogo no desaprovechó el rechace de una de ellas para poner en ventaja a Costa de Marfil (1-2, min.32).

A renglón seguido, una nueva jugada de Drogba puso en bandeja la sentencia y el triplete de Sanogo, pero el futbolista del Werder Bremen estrelló su tiro en el larguero. El ritmo del partido decreció y entró en una dinámica favorable a Costa de Marfil, cuya intención de dormir el encuentro funcionó los primeros 25 minutos de la reanudación.

Sin sumar ningún mérito para conseguir el empate, una arrancada de Abeyie despertó de repente a Ghana, que vio como el delantero del Celta de Vigo batía a Koné por bajo y ponía las tablas en el minuto 70.

Lejos de reaccionar, este gol hundió a la selección dirigida por Gerard Gili, para quien lo peor estaba por llegar. Agogo aprovechó el desbarajuste visitante para poner en ventaja a Ghana en el minuto 80 y cinco después Draman, de disparo lejano, sentenció el encuentro para la selección anfitriona, que consigue salvar su actuación en el torneo con un merecido tercer puesto.