Público
Público

Ghana salva la honra de África

Ozil da el triunfo a Alemania y el primer puesto del grupo 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No acaba de recuperar el brillo con el que deslumbró en su debut, pero Alemania sigue agarrada a su propuesta y con ella terminó liderando su grupo. Le espera Inglaterra, lo que será un choque de trenes estilísticos.

Alemania tiene mucha posesión y mucha paciencia. Ayer le costó descifrar a la europeizada y táctica Ghana, que le llenó el campo de minas, pero no renunció a sus virtudes con el balón. El gol de Ozil fue producto de esa nueva fe al juego al pie que abraza. Una secuencia de más de diez toques que el fino zurdo recogió en la frontal del área. El gesto fue perfecto. El tronco ligeramente inclinado para evitar una trayectoria elevada y el empeine exterior para direccionarlo con una curva de adentro hacia afuera.

Le sobra fútbol a Ozil, que de alguna manera resume esta Alemania de la primera fase. Quiere el balón, pero combina grandes acciones con grandes o errores de bulto en el pase. Alemania necesitaba ganar y ganó. Desde esa perspectiva cumplió con su historia. Dominó y sólo pasó apuros a la contra. Cuando Ghana se desbocó un par de veces. Una lástima que no se atreva más, que no provoque más situaciones de uno contra uno para Ayew o para Gyan. Entre ambos fabricaron un par de jugadas que desbarató Neuer.

Ghana es la selección africana más rigurosa que ha pisado Suráfrica y con ese molde se ha metido en octavos. Rajevac le ha sacado provecho desde el músculo y la potencia que tienen sus futbolistas. Juega a la segunda jugada, al rechace, a robar y salir pitando. Elabora muy poco.

Está más pendiente de la pizarra que del músculo Tampoco le importa defender con nueve y aislar a Gyan arriba, o ordenar, durante todo el primer tiempo, una persecución a Asamoah sobre Schwesinsteiger para dificultar la salida del balón. Ghana no ha deslumbrado, pero ha salvado la honra de su continente en este Mundial. La pena es que de la esencia del fútbol africano, de su libertad, no queda nada. Al menos, de momento.

Ghana: Kinsson; Pantsil, Mensah, Jonathan, Sarpei; K. Boateng, Annan, Asamoah; Ayew (Adiyiah, m. 90), Tagoe (Muntari, m. 62); y Gian (Amoah, m. 80).

Alemania: Neuer; Lahm, Friedich, Mertesacker, Boateng (Jansen, m. 77); Schweinsteiger (Kroos, m. 81), Khedira; Müller (Trochowski, m. 67), Ozil, Podolski; y Cacau.

Goles: 0-1. M. 61. Ozil culmina una jugada muy elaborada de Alemania con un zurdazo desde la frontal del área  que se cuela a media altura y ajustado al palo derecho.

Arbitro: Larrionda, de Uruguay. Mostró tarjeta amarilla a Ayew y Müller.

Soccer City de Johannesburgo: 83.391 espectadores