Público
Público

Un gol de córner y al aeropuerto

Un remate de Kanouté da los tres puntos al Sevilla en Ucrania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Manzano ya lo avisó el día de su presentación. El mago de Oz era sólo un personaje de película. Lo suyo era mucho más terrenal, sin pócimas ni trucos alucinantes. Es de esos entrenadores que le otorga más valor a lo que se cocina en la cabeza de los jugadores que a la insistencia en planteamientos o estrategias.

De su mano ha llegado la reinserción de algún futbolista, el estreno de la posición de otro, pero no más se percibe que defina su modelo. Así, la ausencia de Jesús Navas regaló ayer a Konko la banda derecha por delante del lateral. Con sus limitaciones, el francés resolvió con aprobado el invento. Son todo detalles, pequeñas pistas.

Así se construyen los partidos del Sevilla, con mucho martillo y pico. En esta tesitura, el Karpaty concedió otro regalo más : una debilidad insultante en el juego aéreo.

En la primera ocasión en que el balón voló por el área ucrania, Escudé retorció el cuello para mandar el balón al larguero. Lo mejor del Sevilla llegó cuando la pelota viajó por las alturas. Luego lo intentó Negredo. Al tercer intento, el saque de esquina de Perotti lo tocó otra vez con la cabeza el central francés y lo remató Kanouté.