Público
Público

Goleada desde el banquillo

El Deportivo gana por 5-3 al Racing en un partido sin freno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Había estado toda la semana postulándose para, si el Villarreal quiere, jugar la próxima temporada en el Depor. Para ganar puntos, el gallego Jonatan Pereira agarró el primer balón del partido, garabateó hasta el área, miró a Zigic y le propuso un tuya-mía que le dejó solo ante Aranzubía. Gol y 0-1 en el marcador. Todo en los 25 segundos, los primeros del partido.

No fue sólo un detallito, una jugada bien cosida y nada más, por parte del Racing. Los cántabros, sujetados por Luccin y Lacen, dejaron sin jugar al Depor y achucharon a Aranzubía durante un buen rato. El Depor acusaba un grave déficit de creación -luego lo arregló Valerón- otorgándole a De Guzmán la responsabilidad de iniciar las conexiones. El Racing recuperaba muy arriba y en un par de toques estaba con el portero del Depor. Aranzubía sacó una mano primero y una pierna después que impidió al Racing cerrar el partido.

Al Depor le sacaron del pozo primero sus canteranos. Lassad y Laure cosieron la mejor jugada, la primera, para que Juan Rodríguez empujara el empate. A partir de ahí el partido fue una sucesión de golpes, de los que el Racing salió muy mal parado. La sociedad Pereira-Zigic funcionó de nuevo antes del descanso.

El Depor resucitó desde el banquillo y recuperó el partido en cuatro minutos. La aparición de Riki y, sobre todo, de Valerón, desajustó al Racing. Sólo el canario es capaz de encontrar el pasillo en el que le puso a Riki el balón para el cuarto. Al alimón de los cambios, como si Valerón les encendiese la luz, empezaron a jugar Lafita, Verdú y Filipe.

El Depor estaba desatado y el Racing roto. Si habitualmente a los de Lotina les hace falta la portería de Casillas en el anuncio de cerveza para hacer un gol, este domingo lo marcaron todo y se ponen a tres puntos de la Champions.