Público
Público

El gran clásico conquista África

Inglaterra y Alemania se juegan los cuartos en un duelo marcado por la igualdad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En el cuadro final un encuentro destaca sobre todos los demás. Inglaterra y Alemania en un mismo partido suena a historia, a tradición. En definitiva, a fútbol. Los dos son colosos, sus ligas mantienen a algunos de los mejores de la tierra y sus países viven el deporte como si de una religión se tratase. Los bares de Londres y Berlín volverán a atiborrarse de banderas y los tabloides buscarán las cosquillas del rival. Son unos octavos de final de un Mundial, que no es poco, pero también es mucho más que eso.

Inglaterra y Alemania representan la tradición. Los primeros, por inventar este deporte; los segundos, porque siempre acuden a su cita con la historia, no en vano es la selección que más veces ha llegado a las semifinales de un Mundial, once. Son dos clásicos cuyo pasado común cuenta 27 batallas, la primera en 1930. Aunque los datos afirman que Inglaterra va ganando la guerra 12 victorias frente a 10, la Mannschaft ha superado con creces a los pross en las últimas décadas.

Desde 1966, año en el que se vieron en la final en Wembley, partido en el que los ingleses vencieron en la prórroga con un polémico 4-2, los alemanes siempre han quedado por delante de los británicos en la Copa del Mundo. No es casualidad que una de las citas balompédicas más célebres 'El fútbol es un deporte en el que juegan once contra once y siempre gana Alemania' fuese acuñada por un ex futbolista inglés, Lineker.

La igualdad entre ambos es una constante: aquella final del 66 terminó en prórroga; en el 70 se vieron en cuartos y también necesitaron tiempo suplementario; en el 82 jugaban en el mismo grupo y terminaron empatando a cero, y en Italia 90, los ingleses perdieron las semifinales en la tanda de penaltis. También en la última eliminatoria entre ambos, en la Eurocopa de 1996 celebrada en Inglaterra, el encuentro concluyó con victoria alemana en la tanda de penaltis.

No es de extrañar por tanto que la prensa inglesa se centre estos días en los penaltis. Según The Guardian, si llegan a ese momento, los lanzadores serán Lampard, Gerrard, Rooney, Milner y Barry. James, el cuestionado portero británico, lleva días estudiando a los germanos, aunque no cree que lo vaya a necesitar. Afirma que 'Inglaterra es mejor, como demostró en un amistoso ganado en Berlín, y vencerá mucho antes'. Ambos llegan sin bajas, con toda la artillería disponible para el primer clásico en África.