Público
Público

Grave accidente de Kubica

El piloto participaba en un rally en Italia. Tardará un año en recuperar la movilidad en una mano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los cirujanos no garantizan que Robert Kubica vuelva a poder pilotar un Fórmula1. El polaco, que sigue hospitalizado, resultó gravemente herido en el Rally Ronde di Andora, al norte de Italia. Un guardarraíl le provocó lesiones y múltiples fracturas en su hemicuerpo derecho: mano, brazo y pierna.

Daniele Morelli, agente del piloto, descartabala amputación de su mano derecha, aunque reconoció que los médicos están preocupados por la recuperación de su funcionalidad. 'Los cirujanos han revascularizado [la sangre vuelve a circular por todos los vasos de la mano] el miembro y han reparado el hueso. Ahora trabajan en recuperar su función muscular', señaló Morelli.

El polaco fue operado por la tarde en un hospital cerca de Génova. El primer objetivo fue evitar la amputación y luego los cirujanos se centraron ya en mejorar la movilidad. Al término de la cirugía los médicos señalaron que no se excluyen nuevas intervenciones en su mano derecha y que necesitará un año para recuperar la funcionalidad en la mano. Fernando Alonso acudió al hospital a interesarse por el estado de su amigo.

Aunque en los primeros minutos se habló de un 'pronóstico reservado' (algunas fuentes como lequipe.fr apuntaban a una situación de extrema gravedad con 'múltiples traumatismos'), poco después un portavoz de su escudería tranquilizó los ánimos afirmando que se encontraba consciente y fuera de peligro.

Fuentes médicas indicaron que la razón de que Kubica pueda perder el uso de su mano derecha está en el daño sufrido por sus arterias. Todo indica que el centroeuropeo no participará ya esta temporada en el Campeonato del Mundo.

Al parecer, el piloto de Lotus (habitual de las pruebas de rallys fuera de la temporada de Fórmula 1) se salió de la pista a alta velocidad en uno de los ensayos y chocó contra el muro de una iglesia. Su copiloto, Jacob Gerber, resultó ileso y salió por su propio pie del Skoda Fabia en el que competían. El polaco, sin embargo, quedó atrapado. Su rescate, que se completó con evacuación en helicóptero, requirió la actuación de los bomberos por la entrada en el habitáculo de un guardarraíl. Después, el juez procedía al secuestro del coche para investigar el accidente. Se baraja un desnivel en el asfalto o un pavimento mojado como posibles causas.

Kubica ya sufrió un accidente en el Gran Premio de Canadá de 2007. Tocó con el italiano Trulli, su vehículo salió despedido y rebotó en dos muros dando una vuelta de campana. En aquella ocasión salió ileso.