Publicado: 16.09.2015 14:02 |Actualizado: 16.09.2015 14:02

Griezmann ya asume galones
de líder en el Atlético

El francés dio una exhibición anoche contra el Galatasaray con dos goles. Ya suma tres dianas y una asistencia en el arranque de temporada, convirtiéndose en la principal referencia ofensiva del equipo. Simeone, encantado con su crecimiento y su ambición.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Antoine Griezmann celebra uno de sus goles contra el Galatasaray. /EFE

Antoine Griezmann celebra uno de sus goles contra el Galatasaray. /EFE

MADRID.- La nueva temporada reafirma la facilidad goleadora del francés Antoine Griezmann, autor de tres goles en cuatro partidos, decisivo en el inicio de la Liga de Campeones y con una exigencia propia que ni siquiera le permite salir totalmente satisfecho con sus dos tantos en el Ali Sami Yen al Galatasaray.

Nada más terminar el encuentro, a pie de campo, ante el micrófono de 'BeiN Sports', el hombre del partido en Estambul hizo incluso autocrítica cuando era preguntado por sus dos goles: "Aparte de los goles, un poquito de rabia por la ocasión que he tenido. Vi a Torres, no tenía la mente fresca para dársela y me he liado ahí".



Ni siquiera sus dos zurdazos, el primero un perfecto remate con el interior del pie en el minuto 18 a pase de Juanfran Torres y el segundo, ya en el 25, más fácil, en la línea de puerta y con el marco vacío tras una dejada con la cabeza del uruguayo Diego Godín, colmaron la satisfacción del internacional francés, que aún le daba vueltas al balón que falló en un uno contra uno ante Fernando Muslera en el tramo final.

El conformismo no tiene sitio en el fútbol de Griezmann. No lo tenía cuando alternaba la titularidad con la suplencia en sus primeros meses de adaptación en el Atlético ni ahora cuando ha asumido el papel de referencia goleadora en el conjunto rojiblanco. De diciembre de 2014 hasta ahora ha sumado 23 goles en competición.

"Yo creo que puedo superar los 25 tantos de la pasada campaña", remarcó el pasado mes de julio, cuando la pretemporada daba sus primeros pasos en Los Ángeles de San Rafael, en la sierra segoviana, dentro de una ambición imparable de mejorar cada año en goles, minutos y asistencias para proseguir con una evolución constante. A sus 24 años, es un joven con más retos por delante. "Trabajo para alcanzar a Messi y Cristiano", destacó a principios de este mes en una entrevista en 'Onda Cero'.

El más efectivo del ataque rojiblanco

De momento, este curso suma tres goles y una asistencia en cuatro encuentros o 361 minutos de juego sobre el campo. Ha sido esencial en las tres victorias de su equipo, bien porque batió la portería contraria -ante Las Palmas anotó el único gol y este martes hizo los dos de su equipo- o por pases de gol, como el que dio a Koke Resurrección en la diana que abrió el 0-3 en Sevilla en la Liga.

La pasada temporada, hasta el decimoquinto partido, un 4-2 contra el Córdoba en el Vicente Calderón, no alcanzó tres goles -en ese momento eran cuatro porque anotó dos ante el equipo andaluz-. Desde su llegada al Atlético, ya ha marcado dos o más tantos en un partido en ocho ocasiones, la más reciente este martes en Turquía.

"Todas las que tiene las enchufa. Para nosotros es muy importante que un jugador tenga oportunidades y las meta", explicó el portugués Tiago Mendes, tras el 0-2 en Estambul. "Está en un gran momento. Esperamos seguir ayudándole a que marque goles porque para nosotros es un jugador muy importante", valoró el argentino Luciano Vietto.

Griezmann está demostrando tener un descomunal hambre y una gran capacidad para asumir la máxima responsabilidad en un equipo de la talla del Atlético de Madrid. Simeone ya le cuenta como imprescindible y él asume el reto. Ya es, por méritos, propios, en jugador de referencia y en este inicio de Liga en el hombre más efectivo de cara a gol, a la espera de que Jackson Martínez comience a mostrar de lo que es capaz. Mientras, Griezmann no para de crecer y para esta temporada sigue elevando el listón. El Galatasaray puede dar fe de ello.

"Siempre los retos son importantísimos en la vida de cualquier persona y siempre que uno se los pone hay que trabajar en consecuencia para poder conseguirlos. Antoine ha tenido un crecimiento enorme. Es un chico joven con mucha ilusión, mucho entusiasmo, muchas ganas de progresar y tiene un montón de cosas deportivamente hablando para poder estar en el mejor nivel de todos. Ojalá la consecuencia del trabajo y la regularidad del juego le dé la posibilidad de estar en ese lugar tan importante como el que él busca", apuntó el pasado viernes su técnico, Diego Simeone.