Público
Público

Guardiola echa humo

El técnico ironiza con la posibilidad de que no disponga de efectivos suficientes para la Supercopa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Menudo revuelo organizó ayer Pep Guardiola en Seúl. Tras anunciar en rueda de prensa que Leo Messi no jugaría el amistoso que este mediodía disputan los azulgrana ante un combinado de futbolistas de la liga local, los organizadores del encuentro obligaron al técnico a rectificar su decisión ante la amenaza de la televisión y los patrocinadores de suspender el duelo. Messi saldrá hoy al campo entre diez y 15 minutos. 'A saludar, porque no está para competir', advirtió el de Santpedor.

Así las cosas, en un par de semanas, Guardiola ha tenido que ceder en dos ocasiones en cuestiones deportivas para contentar los intereses del club. Económicos, en el caso del traspaso al Shakthar de Chygrynskiy, y políticos, si alinea hoy a Messi.

'En principio, Leo no jugará', había asegurado el preparador a media tarde. 'Tras un mes de descanso ha hecho sólo un entrenamiento. No está en condiciones de competir. Jugar mañana [por hoy] es un riesgo, podría lesionarse porque además ha venido con uno o dos kilos de más', argumentó. La decepción de los periodistas ante el anuncio de Guardiola se tornó enojo entre los promotores del partido, que estuvieron reunidos con los directivos del Barça hasta las dos de la madrugada.

Al final, el encuentro se disputará. Messi jugará entre 10 y 15 minutos. Y la organización no penalizará económicamente al Barça, cuyo contrato con los promotores preveía una sanción de 200.000 euros si el argentino no jugaba como mínimo 30 minutos el montante por esta gira es de 2 millones de euros.

Sin los internacionales españoles que disputaron el Mundial, todavía de vacaciones, con las bajas de Bojan y Jeffren, convocados por la selección española sub 21 para el partido de clasificación para el Europeo contra Finlandia del 11 de agosto, y la reciente incorporación de Messi y Alves al equipo, Guardiola calificó esta pretemporada como 'muy atípica'. Y añadió: 'Vamos con retraso en muchas cosas'.

Aún así, el entrenador del Barça confía en que su equipo llegue en condiciones para competir con el Sevilla en la Supercopa de España, cuyo partido de ida se disputará el próximo sábado 14 en el Sánchez Pizjuán. Lo que no pudo esconder Guardiola es su malestar por no saber todavía con qué jugadores podrá contar para este encuentro, pues sigue pendiente de la convocatoria de Vicente del Bosque para el amistoso de La Roja ante México del 11 de agosto. Una lista que el seleccionador revelará mañana en Las Rozas.

Los mundialistas del Barça tienen previsto volver al trabajo el lunes 9 y si tienen que viajar a México con la selección apenas podrán entrenarse con su equipo. 'Primero se dijo que irían [los mundialistas]; luego, que no irían... En esto manda la Federación y ellos decidirán', se resignó Guardiola. Como consuelo, Pep recurrrió a la ironía: 'Esperamos ser siete jugadores del primer equipo, que son los obligatorios para poder disputar la Supercopa de España, pero igual no podemos disputarla porque, si no llegan los internacionales, no somos siete. Veremos'. Ibrahimovic fue convocado ayer por Suecia.

A la espera de la salida de Hleb y la llegada de algún otro refuerzo, el entrenador concluyó: 'El mercado termina a final de mes. Veremos qué opciones hay. ¿Cesc? No descartamos nada. Si se puede hacer algo, lo haremos. Si no, tiraremos con los de abajo porque nos dan la garantía suficiente'. Pep se ha llevado a Corea a 17 jugadores de filial, lo que ha retrasado el inicio de los entrenamientos del Barça.