Publicado: 28.04.2014 12:04 |Actualizado: 28.04.2014 12:04

Guardiola: "He leído que el Real Madrid ya está en la final y que ya la ganó"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En Múnich calientan motores para recibir al Real Madrid entre un tono inciendiario y otro victimisma. Y es que Pep Guardiola tiró de ironía en su rueda de prensa previa a la vuelta de las semifinales de mañana al asegurar que había leído que el equipo blanco ya estaba en la final de Lisboa. Mientras, Arjen Robben emuló a Rummenigge y pidió a sus seguidores con conviertan el Allianz Arena en "un infierno".

"He leído que el Real Madrid ya está en la final y que ya la ganó", aseguró el técnico del Bayern con respecto al favoritismo que se otorga al equipo blanco de cara al duelo de mañana. "Nosotros vemos las cosas distintas, vamos perdiendo 1-0 y tenemos que hacer mañana dos o tres goles. Es difícil pero vamos a hacerlo todo para conseguirlo", anunció. Interrogado por un periodista inglés acerca de si ya había empezado a estudiar al Chelsea como posible rival en la final de Lisboa, Guardiola respondió que hacerlo sería una falta de respeto hacia el Real Madrid.

En cuanto al planteamiento con el que afrontará el choque, Guardiola ha asegurado que pretende dar a su equipo más agresividad. "He aprendido del partido de ida. Quiero que seamos dominantes como en Madrid pero con mayor agresividad". "El problema es que cuando eres demasiado agresivo puedes perder el control y abrirte al contragolpe. Tengo que reflexionar, dormir bien esta noche y hablar mañana con el equipo a ver cómo compaginamos las dos cosas", agregó.

Guardiola reiteró una vez más su convicción en el juego basado en la posesión de pelota como camino al éxito, pese a las críticas que ha recibido en las últimas semanas tanto fuera como desde el entorno del Bayern por la falta de profundidad.

"Amo tener la pelota y creo que teniendo la pelota tienes más posibilidades de tener ocasiones que el contrario""Amo tener la pelota y creo que teniendo la pelota tienes más posibilidades de tener ocasiones que el contrario. En Madrid en parte ocurrió. No soy amigo de las estadísticas pero si se miran se ve que tuvimos más la pelota, corrimos más, tuvimos más saques de esquina a favor y disparamos más a puerta", dijo. "Sin embargo, cuando un equipo pierde todas las estadísticas y gana el partido es porque hizo las cosas bien", agregó.

Pese a la derrota en la ida, Guardiola dijo que ese partido había fortalecido sus convicciones y que no podía pedirle a sus futbolistas que jugaran un fútbol distinto al que él siente. "No puedo pedirle a los jugadores un fútbol distinto al que siento, se darían cuenta de que estamos traicionando nuestra identidad", dijo.

Por otra parte, Guardiola se mostró convencido de que el Real Madrid no saldrá a defender el 1-0 de la ida en la Allianz Arena sino que buscará atacar. "Conozco un poco la mentalidad de Carlo Ancelotti y no me puedo imaginar que vaya a salir a defender un resultado. Los jugadores del Madrid tampoco son para eso. Otra cosa es que logremos ponerlos a jugar en su propio campo", declaró.

La principal preocupación de Guardiola de cara al partido de mañana son los contragolpes del Madrid. "Ante el Madrid, si no estás bien parado en el momento en que pierdes la pelota no tienes nada que hacer", opinó Guardiola. Guardiola se mostró confiado en que mañana el equipo tendrá todo el respaldo del público en la Allianz Arena. "Hay un sueño que es ir a la final de Lisboa, los seguidores estarán con nosotros. Pero somos nosotros los que tenemos que ganar el partido, ellos no pueden marcar goles", concluyó.

"Ahora si no ganamos el triplete no habremos tenido una supertemporada"Por último, Guardiola advitió del listón que le impuso Heynckes después de que la temporada pasada se lograra ganar el triplete: Bundesliga, Champions y Copa alemana. "Si esto hubiera pasado hace dos o tres años se hubiera visto como una super, supertemporada. Pero ahora si no ganamos el triplete no habremos tenido una supertemporada", a la vez que añadía que "tengo que aceptarlo, después del triplete de la temporada pasada la exigencia ha subido".

Por su parte, el delantero holandés Arjen Robben anunció que él y sus compañeros del Bayern convertirán mañana el Allianz Arena de Múnich en "un infierno" en unas declaraciones que continúan el tono inciendiario que emprendió la semana pasada  el presidente del Consejo Directivo del Bayern Múnich, Karlheinz Rummenigge.

"Jugamos en nuestro estadio, Queremos cumplir con la exigencia de Karlheinz Rummenigge y vamos a convertir el estadio en un infierno", dijo Robben en declaraciones publicadas en el diario alemán Bild. "Hay algo que puedo prometer desde ya. Lucharemos con tanta voluntad y con tanto corazón que nadie podrá decir que no lo dimos todo. Creo que vamos a ir a la final de Lisboa", agregó el jugador.

El extremo mostró su preocupación por las contras del Real Madrid, más si cabe si juegan de titulares Cristiano Ronaldo y Gareth Bale: "No será nada fácil para nosotros si Cristiano Ronaldo y Gareth Bale juegan desde el inicio. Tenemos que centrarnos en jugar al ataque y marcar goles, pero también en protegernos de sus contras", señaló Robben en rueda de prensa, donde reiteró que en su equipo se quedaron "muy sorprendidos por el juego defensivo" del equipo blanco en la ida.