Público
Público

Guardiola: "O vendíamos a Chygrynskyi o no cobraban"

El entrenador del Barça pasa revista a todos los temas en la primera rueda de prensa tras la vuelta al trabajo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El entrenador del FC Barcelona, Josep Guardiola, ha asegurado este lunes que 'trabaja mejor' con contratos cortos, para justificar su renovación únicamente por una temporada con el club barcelonista.

'Estoy muy contento de seguir un año más aquí, con el deseo de seguir haciendo bien el trabajo y de que la gente pueda estar orgullosa de nosotros', ha dicho Guardiola, quien hoy ha ofrecido la primera rueda de prensa de la temporada, una comparecencia que se ha alargado más de una hora y en la que ha respondido a 58 preguntas.

Guardiola, que promete 'trabajo y dedicación', ha explicado que en la negociación con el nuevo presidente, Sandro Rosell, se pusieron de acuerdo 'en un instante'.

El entrenador ha confirmado que Rosell le ofreció un contrato por seis temporadas, el tiempo que se prolonga el mandato del presidente.

'Estoy más que agradecido y satisfecho por la confianza de la junta directiva (de la anterior y de la actual). No es que no esté de acuerdo con firmar por más de un año, pero entiendo básicamente que trabajo mucho mejor con contratos cortos', ha dicho.

Guardiola es de los que necesita saber que 'las cosas funcionan' y que se entiende con la nueva estructura. 'Hay que ver que nos entendemos, que tenemos buena relación, que funcionamos y si todo va bien y yo me siento con fuerzas, seguiré un año más', ha comentado.

'Mi único objetivo es hacer funcionar a un grupo de jugadores. Yo doy mi opinión y la junta directiva la ejecuta', ha comentado el técnico barcelonista, quien ha aclarado que 'no hay otro sitio en el que pueda estar mejor que aquí'.

'El Arsenal manda, porque si no quiere negociar, no negocia'

Además, Guardiola ha comentado que al Barcelona le costará 'mucho' cerrar el fichaje de Cesc Fàbregas, ya que sigue siendo 'un jugador muy importante para el Arsenal' y es el club inglés 'el que manda, porque si no quiere negociar, no negocia'.

El entrenador del Barcelona ha subrayado que el Real Madrid 'también quiere a Cesc' y ha reiterado que se trata de un jugador 'joven, muy querido, y que además, nos quitaron cuando tenía quince años'.

Guardiola ha reconocido que el club 'trabaja en alguna incorporación más', especialmente centrada en un pivote defensivo, y con un ojo puesto en el equipo filial.

Asimismo, ha afirmado que la decisión sobre el futuro de Zlatan Ibrahimovic la tiene que tomar el propio jugador, y ha aclarado que el club no ha puesto al sueco en el mercado.

Por otro lado, ha asumido que será sancionado por los comités federativos por acusar de haber mentido al árbitro del Almería-Barcelona de la pasada temporada, Clos Gómez, pero ha puntualizado que su castigo demostrará que 'el sistema está tocado'.

'Si se da por hecho que falsean un acta, les caería un puro y se han tenido que defender así'

El Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol abrió un expediente a Guardiola después de que el técnico acusase a Clos Gómez de incluir en el acta palabras que él no había pronunciado, 'como demuestran las cámaras de televisión'.

El técnico ha confirmado que el club intentará agotar los recursos de apelación para evitar la sanción, aunque ha dado por hecho que le será impuesta una multa (15.000 euros).

'Aunque me multen, los árbitros no dicen la verdad, lo que ocurre es que si se da por hecho que falsean un acta, les caería un puro y se han tenido que defender así. Pero ahí están las cámaras, atestiguando que no dije lo que ellos escribieron en el acta', ha insistido Guardiola.

'Si en lugar de decir, 'mienten' hubiese dicho, 'no dicen la verdad', pues probablemente no me sancionarían, ahí está el matiz en este caso', ha precisado Guardiola, tras lamentar que su sanción confirma que el sistema de sanciones aplicado a jugadores y entrenadores 'quedará tocado'.

Por último, el entrenador del Barcelona ha asegurado que una de las bajas de su plantilla, la del central ucraniano Dimitri Chygrynskyi, traspasado a su club de origen, el Shakhtar Donetsk, respondió a criterios puramente económicos del club 'porque en caso contrario, podía haber empleados sin cobrar', debido a los ajustes económicos de la entidad.

Aunque fue una petición expresa de Guardiola el pasado verano, el ucranio ha sido traspasado por necesidades de tesorería, según anunció el club y ha confirmado hoy el propio técnico, aún convencido de que se trata de 'un jugador de futuro y de mucho potencial'.

'Es cierto que dije que Dimitri no se movería mientras yo fuese el entrenador, pero los intereses del club están por encima de todo. Si el presidente me dice que le tenemos que vender, el club siempre tiene que estar por delante. A Chygrynskyi le tengo una gran estima personal y futbolística, pero el club necesitaba liquidez', hasta el punto de que en caso de no traspasar al jugador ucranio, habría empleados en riesgo de no cobrar', según ha confirmado el técnico.