Público
Público

Guardiola revoluciona al Barça ante el Mallorca

El técnico culé deja en el banquillo a Messi, Alves, Xavi e Iniesta en el partido contra el Mallorca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

¿Le preocupa la falta de gol de su equipo en los últimos partidos? 'No, ya entrarán'. ¿Tiene la sensación de que a este Barça le falta chispa? 'No'. ¿Y si quedan eliminados de la Liga de Campeones? 'No tengo miedo; estaremos en octavos'. ¿Le pasa algo a Messi? 'No, Messi está bien'. ¿Cree que este equipo juega mejor que el de la temporada pasada? 'Sí. En muchas cosas somos mejores. Es normal, llevamos más tiempo juntos'. Así de contundente se mostró ayer Pep Guardiola; sin atisbo de duda.

¿Necesitan fichajes? 'Con estos empezamos y con estos acabaremos'. ¿Qué balance hace de los dos últimos resultados? 'Nos podría haber ido mejor, pero a nivel de comportamiento, no puedo hacer ni un reproche a nadie; tengo unos jugadores que se esfuerzan mucho y son muy generosos'. ¿Entiende que se dude del equipo? 'Sí. Aquí es ganar o ganar; si empatas, Robinho es portada'.

A pesar del descenso de la eficacia goleadora del equipo seis tiros a puertas ante el Rubín y ningún gol; 12 frente a Osasuna y un solo tanto y de la situación crítica en que se ha metido el Barça en Europa, Pep Guardiola mostró ayer, de nuevo, una fe inquebrantable en sus jugadores. Para el encuentro de hoy ante el Mallorca, el de Santpedor tiene donde elegir, pues sólo Milito sigue de baja.

Y elegir ha elegido: ha decidido dejar en el banquillo a Messi, Xavi, Alves e Iniesta en el banquillo. Una decisión cuando menos arriesgada y difícil de interpretar. ¿Se trata de un castigo por lo de Kazán? ¿Considera que otros jugadores están ahora mismo más preparados? Cierto es que Alves acaba de salir de una lesión; que Messi e Iniesta no están a su mejor nivel, pero lo de Xavi es más incomprensible. En cualquier caso, si la cosa sale torcida ante el Mallorca todos los palos se los llevará él.

Por su parte, el conjunto balear, a pesar de atravesar una crítica situación económica, llega al Camp Nou tras firmar un magnífico inicio de Liga en casa no ha perdido ni un partido, pero con la baja de Aduriz, el máximo goleador del equipo, lesionado.

A domicilio, no le han ido tan bien las cosas al conjunto que dirige Gregorio Manzano, pues firma dos empates y sendas derrotas; por ello el Mallorca saldrá al Camp Nou con todas las precauciones defensivas posibles. 'Para un equipo como el nuestro jugarle de tú a tú al Barça sería una temeridad', afirmó Manzano. Fuera del campo, los jugadores siguen sin cobrar las primas de la temporada por los problemas de tesorería del club. Si ganan hoy al Barça, la deuda aumentará en 90.000 euros más.

Por otra parte, el presidente del Barça, Joan Laporta, comunicó ayer a los miembros de la comisión delegada del club su intención de redistribuir cargos en la junta en la próxima reunión de la directiva, el viernes en Perpiñán.

Dichos cambios perjudicarían a los más críticos con el presidente como mínimo, de puertas afuera, Jaume Ferrer y Joan Franquesa, que opositan a encabezar una candidatura continuista en las próximas elecciones sin el apoyo de Laporta. En este sentido, los dos preferidos, Alfons Godall y Xavier Sala i Martín, además de Joan Boix, ahora neutral en la discusión por la sucesión, saldrían fortalecidos con la redistribución.