Público
Público

Guardiola teme las faltas del Lyon porque son "indefendibles"

El técnico del Barcelona apuesta por salir al ataque pues ésta es "la mejor defensa"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El entrenador del FC Barcelona, Pep Guardiola, ha destacado hoy en la rueda de prensa previa al partido de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones contra el Olympique de Lyon el peligro de las acciones a balón parado del equipo francés, por lo que pedirá a sus jugadores que las eviten porque, en su opinión, son 'indefendibles'.

'Son muy difíciles de defender. Porque el jugador que lanza tiene todo el tiempo del mundo para pensar dónde quiere poner el balón, y Juninho tiene mucha calidad. Son situaciones que no se pueden defender y que en una eliminatoria, siempre está abierta porque en cualquier opción pueden decidir el partido. Hay que evitar que se acerquen al área, porque son indefendibles', comentó le técnico azulgrana.

Además, el gol del Olympique en el partido de ida llegó, precisamente, por una falta directa del brasileño. Por ello, Guardiola recordó que el trabajo de la estrategia es algo que comenta desde hace tiempo. 'Queremos dinamismo, que la pelota esté en juego y hay cosas evitables y otras inevitables. Tenemos que ser inteligentes para no hacerlas', añadió en cuanto a evitar conceder faltas directas cerca del área. 'El Lyon tiene armas y cuando juega bien y también mal te puede ganar. Tienen a Juninho y las jugadas a balón parado son peligrosas', añadió.

Por ello, insistió en la idea de atacar para intentar evitar que se acerquen al área y puedan disponer de acciones a balón parado. 'Hay que atacar. Si atacamos es más difícil que te metan gol. Hay que salir e ir a ganar el partido, pero ya lo saben. Desde el inicio. Hay que ver cómo está el resultado pero de inicio hay que ir a ganar el partido', aseguró.

Preguntado sobre si el partido contra el Mallorca había sido un punto de inflexión en el equipo, se mostró un tanto ambiguo para acabar reconociendo que sí. 'Vivimos tan al día que ... Sí, nos ayudó a hacer un buen partido y a recuperar buenas cosas.

Pero esto no nos garantiza que hagamos un buen partido contra el Lyon. Cada partido es decisivo y mañana es una auténtica final, donde irás a jugar contra los ocho mejores o para casa', manifestó. Guardiola, en su línea, negó haber soñado con la final de Roma y explicó que la 'Champions' son 'detalles' y 'demasiados factores'.

'A ver si estamos en el próximo sorteo. Jugamos contra un equipo que sólo me produce admiración, pues ha conseguido ganar 7 ligas consecutivas, y en las eliminatorias han quedado fuera por muy poco. Mañana tenemos que hacer una muy buena actuación', espetó. 'El papel de favorito no sirve para nada, solo para creértelo y luego quedar fuera', concluyó.