Publicado: 03.11.2015 13:20 |Actualizado: 03.11.2015 13:21

De esta guisa dejaron el baño los jugadores del Barça en su desmadrada fiesta de Halloween en el Coliseum

El sábado Piqué, Bartra, Alba, Luis Suárez y Neymar irrumpieron disfrazados en la rueda de prensa de un jugador del Getafe. Dejaron el vestuario hecho un asco. El presidente del club madrileño lo tacha de "falta de respeto" y Alves contesta: "La vida es chula y nosotros también". Iniesta tuvo que llamar ayer a Pedro León para disculparse por ellos. 

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:
Estado en el que dejaron el baño los jugadores del Barça el pasado sábado. /AS

Estado en el que dejaron el baño los jugadores del Barça el pasado sábado. /AS

MADRID.- La fiesta de Halloween que montaron varios de los jugadores del Barcelona tras el encuentro de Liga contra el Getafe el pasado sábado todavía sigue coleando. Este martes el diario As publica fotografías que dan muestra de cómo dejaron el váter y los lavabos del vestuario del equipo visitante del Coliseum Alfonso Pérez. Piqué, Bartra, Alba, Luis Suárez y Neymar fueron los protagonistas de los bochornosos episodios y dejaron el baño manchado por completo del colorante rojo que usaron para caracterizarse.

Ya lo había advertido el presidente azulón, Ángel Torres: "Ensuciaron el vestuario con sprays y nos va a costar arreglarlo. Dejaron todo el vestuario..., aunque eso se lava y se quita. Estuve a punto de mandarle una carta al presidente del Barcelona pero tras las disculpas las he roto, porque el club no tiene la culpa. Es algo que tienen que arreglar internamente. Saltarse el control y entrar a la fuerza en la sala de prensa y luego salir a la grada fue una falta de respeto a los periodistas..."



Todo sucedió nada más terminar el choque que ganó el equipo de Luis Enrique por 2-0 en el campo del club madrileño. Entonces, en plena rueda de prensa de Víctor Rodríguez, jugador del Getafe, los seis futbolistas irrumpieron disfrazados y a gritos. Uno de ellos, Gerard Piqué, llegó incluso a espetar: "Nos hemos equivocado tú".

Fue una aparición fugaz, duró apenas 25 segundos, pero la imagen del Barcelona quedó empañada en muy poco tiempo, el que necesitaron "Leatherface Piqué", "Shrek Jordi Alba", "Hombre Lobo Bartra", "Frankenstein Rakitic", "Batman Luis Suárez" y el "monstruo Claudio Bravo" para molestar a un club modesto al que no le sentó nada bien la actuación de sus rivales.

Protegidos por sus máscaras, los seis protagonistas, después de su "travesura", se escaparon por la puerta de atrás de la sala de prensa del Getafe para salir de una habitación repleta de periodistas que se quedaron con la boca abierta por una acción inesperada que, prácticamente, obligó a Víctor Rodríguez, sorprendido y enfadado, a abandonar su comparecencia ante los medios cuando sólo había respondido a dos preguntas. La propia jefa de prensa del Getafe, Luz Monzón, no salía de su asombro por lo acontecido.

Así irrumpieron seis jugadores del Barça en la rueda de prensa de un futbolista del Getafe.

Así irrumpieron seis jugadores del Barça en la rueda de prensa de un futbolista del Getafe.

Pero no terminó ahí el choteo. Ya que tras su salida de la sala de prensa, los seis futbolistas no lograron encontrar una salida rápida que les pusiera a salvo en el autobús del equipo. Todos fueron abordados por aficionados azulones, que se habían percatado de lo que estaba pasando y quería fotografiarse con los enmascarados. Mientras intentaban averiguar como salir de ese callejón, uno de ellos (Gerard Piqué) se encaramó a una valla de casi tres metros para intentar escapar. Precisamente, el central del Barcelona fue abucheado por la grada del Coliseum durante el partido.

La secuencia fue grabada por las cámaras de Cuatro y dejó patente la "falta de respeto" hacia el Getafe, como denunció el propio club madrileño. El ruido mediático generado por Piqué, Rakitic, Bravo, Bartra, Jordi Alba y Luis Suárez, y las quejas del Getafe, provocaron una reacción de la primera plantilla, que la tarde del domingo por medio del club sacó un comunicado oficial pidiendo disculpas al club madrileño.

Sin embargo, ninguno de los implicados, algunos acostumbrados a utilizar frecuentemente las redes sociales como medio para comunicarse con el exterior, pidió perdón personalmente. Es más, Dani Alves se atrevió a contestar al presidente del Getafe, Ángel Torres: "Señor Ángel Torres, no fue nuestra intención faltar el respeto ni a ustedes ni a nadie del Getafe, si lo hicimos pedimos disculpas, si faltamos pedimos disculpas. Pero no hace falta que nos quiten ninguna máscara porque no la tenemos, fue solo puntual y, pase lo que pase en el Clásico, no será por falta de un par o más! Aquí los mismos que tenemos para hacer las cosas son los mismos que tenemos para competir. Hay cosas más importantes que todo eso, vamos a pasarlo bien, la vida es chula y todos nosotros también lo somos". 

El disfraz de preso de Dani Alves en el avión de vuelta a Barcelona colgado en Instagram.

El disfraz de preso de Dani Alves en el avión de vuelta a Barcelona colgado en Instagram.

Tuvo que ser Andrés Iniesta, capitán del Barcelona respetado y ovacionado en casi todos los estadios, el que llamó a Pedro León, capitán del Getafe, para disculparse en nombre de toda la plantilla. "Nos pareció una falta de respeto, pero me llamó para pedir disculpas y el tema queda zanjado", aseguró ayer por la tarde el futbolista azulón.