Público
Público

Gurpegui y Canales se rompen los ligamentos de sus rodillas

El rojiblanco se pierde toda la temporada y el valencianista estará de baja entre tres y seis meses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El encuentro entre Valencia y Athletic de Bilbao se saldó con tablas en el marcador y con dos grandes damnificados, Sergio Canales y Carlos Gurpegui. Ambos se lesionaron de manera fortuita y se rompieron los ligamentos cruzados anteriores de sus respectivas rodillas.

El jugador rojiblanco sufre una rotura completa del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, lesión que habitualmente necesita de un periodo de recuperación de entre seis y ocho meses y que, en consecuencia, le hará perderse lo que queda de temporada.

Gurpegui salió al campo tras el descanso en sustitución de Andoni Iraola y se lastimó la rodilla de una manera fortuita cuando apenas llevaba quince minutos sobre el terreno de juego.

Después de una primera exploración, los servicios médicos del club rojiblanco le diagnosticaron un 'esguince' en la rodilla, pero la resonancia magnética a la que ha sido sometido hoy en Bilbao ha confirmado la rotura que, a falta de fijar el periodo de recuperación, le va a mantener fuera del equipo al menos medio año.

El Athletic ha informado de que Gurpegui pasará en los próximos días una consulta de traumatología con el fin de programar la fecha para la intervención quirúrgica que se le deberá realizar para reparar la rotura.

Por su parte, Canales sufre una rotura parcial del mismo ligamento pero en la rodilla derecha. El valencianista se quedó clavado a los 34 minutos de juego.

Esta mañana, el jefe de los servicios médicos del Valencia, Jordi Candel, ha asegurado que su periodo de baja podría variar de tres a seis meses dependiendo de la gravedad de la rotura.

Tras contactar con los servicios médicos del Real Madrid, club que ha cedido a Canales al Valencia, el jugador se desplazará mañana junto con Candel a una clínica de la capital, donde tras la exploración que le realizará el doctor Javier Sanz se decidirá el tratamiento a seguir.

'Esperamos el diagnóstico. Si la rotura es grande, será necesaria una plastia, es decir, un recambio del ligamento del jugador por otro artificial. De lo contrario, valoraremos la solución definitiva', ha indicado Candel.

'Si hay intervención, pensamos en un plazo estándar de seis meses. Si no es necesaria, el plazo sería bastante menor, de alrededor de tres meses. Es una hipótesis, pero las roturas del ligamento anterior implican plastia'.