Público
Público

Guti sigue en la nevera

Pellegrini deja también fuera de la convocatoria para Milán al díscolo centrocampista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

“Real Madrid. Si tengo que resumir con una palabra cómo superamos esa situación de dificultad máxima ante el Getafe no encuentra otro mejor”. La contundencia con la que Sergio Ramos pronuncia convencido el nombre de su club es el altavoz que exterioriza las tormentosas horas posteriores a la debacle de Alcorcón vividas por el plantel . “Real Madrid”, insistió Valdano cuando entró con el orgullo muy tocado a levantar a un vestuario deprimido y abatido por la humillación copera. “Real Madrid”, apeló Guti desencajado antes de su desaire con Pellegrini. “Real Madrid”, también articularon Casillas y Raúl de miércoles a sábado como nudo gordiano de su discurso de capitanes.

Con Pellegrini muy cuestionado por la presidencia y los medios, con los jugadores presos de la ansiedad por no responder a las expectativas creadas, con el proyecto a punto de saltar por los aires, el escudo acudió al rescate una vez más. En situación límite, la cabeza de los jugadores del Madrid se embriagó del valor más seguro del club, la historia, para reaccionar y ejecutar los cambios previos diseñados por Pellegrini y los que la expulsión de Albiol demandaron.

Los tortuosos últimos cuatro días en Valdebebas, con un calendario con traje de verdugo, han estado marcados por la defensa de la camiseta como terapia necesaria y de urgencia para plasmar los cambios de la pizarra en la hierba. Algunos ya se intuyeron en Gijón. Dos jugadores de banda en la izquierda. En El Molinón jugaron Marcelo y Drenthe.

Ante el Getafe, hasta la expulsión de Albiol, Arbeloa y Marcelo. “Hemos estado más protegidos. Nos hacían mucho daño por las bandas”, reconoce Albiol. “Yo soy lateral, pero si tengo que ayudar jugando más arriba también me siento cómodo. Controlamos muy bien las bandas del Getafe, que tenía a León y Manu muy abiertos”, analiza Marcelo.

Gijón también mostró a un Kaká más centrado, por detrás de Raúl. Ante el Getafe, hasta que se quedaron con diez, repitió por el medio. Que Kaká sólo ofreciera destellos tenía desencantada a la dirección, a Florentino y a la hinchada. El jugador tampoco se encontraba, obligado a ocupar en demasía una de las bandas. En el corazón del juego, Kaká firmó el sábado su partido más completo. Ordenó la presión en las bandas, porque en defensa le dejaba el medio a Lass, pero cuando el Madrid empezaba a salir con la pelota volvía al centro para liderar el juego ofensivo.

“Ha estado más participativo que de costumbre. Domina todas las facetas del juego, hasta las defensivas en su zona”, decía con admiración Parejo, que lo tuvo enfrente. “Por el medio entra más en juego y desequilibra. Con espacios es más determinante aún y nos va a dar mucho esta temporada”, corrobora Albiol. “Cuanto más participe, más temor infundirá”, dice Marcelo. “Kaká nos hizo mucho daño con esas arrancadas”, afirmó Adrián.

 Albiol: 'Estuvimos más protegidos, nos hacían mucho daño por las bandas'

“Él ha tirado del equipo, pero el determinante sido Higuain”, concluyó Parejo. El punta argentino fue otro cambio de Pellegrini, que sentó a Raúl, para complacencia de los detractores que tiene en la casa. Y también jugó por el medio. Pellegrini le entregó el mando del ataque. “Me siento bien por todo el frente del área, me he entendido bien con Karim”, relataba satisfecho el argentino, que desveló el trabajo realizado para desmontar la defensa del Getafe: “El movimiento que hice entre los dos centrales del Getafe, Marcelo ya lo sabía. Lo habíamos hablado antes del partido”.

Pocos se acordaron de Guti. Sí Pepe, ayer: “Es un jugador con mucha calidad, pero el entrenador tiene opiniones y sus motivos para decidir. Tenemos que respetarlo”. Lo que decidió Pellegrini ayer fue dejarle fuera de la nutrida lista de convocados (20 citados) para el duelo de mañana ante el Milan. No hubo explicaciones. Sigue el castigo.