Público
Público

Hamilton, el campeón más joven pero el menos querido

El inglés arrebata a Fernando Alonso el récord de precocidad y enmienda el error garrafal de la temporada pasada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El piloto británico Lewis Carl Hamilton (McLaren-Mercedes) ha entrado hoy en los anales del automovilismo al convertirse en el campeón más joven de la historia, arrebatando tal honor a su ex compañero de escudería, el español Fernando Alonso.

Nacido el 7 de enero de 1985 en Tewin Wood (Inglaterra), en noviembre de 2006 fue elegido como escudero del asturiano en su andadura en las 'flechas plateadas' y finalmente, la apuesta personal de Ron Dennis, ha sido capaz de superar al bicampeón español, que logró el título con 24 años, 1 mes y 27 días.

Con una campaña muy sólida --cinco victorias, once podios y tan sólo cuatro carreras sin entrar en los puntos--, el inglés se ha proclamado campeón del mundo con sólo 23 años y diez meses al conseguir una marca de 98 puntos, uno más que Massa, al que el error de Glock privó de la gloria en su Brasil natal.

Su irrupción en el 'gran circo' fue sorprendente. Una inesperada tercera plaza en Melbourne (Australia), le permitía iniciar 'el sueño', como el mismo calificó su llegada a la Fórmula 1, del mejor modo posible. Tres semanas más tarde, en el trazado malayo de Sepang, puso el listón aún más alto al concluir segundo.

En ese momento se convirtió en el mejor debutante de la historia pues logró mejorar las dos terceras plazas con las que comenzó su andadura en la competición su compatriota Peter Arundell. A partir de ahí, la cuestión era saber cuántos podios consecutivos podría encadenar. Nueve fue la cifra.

Antes de disputar esos nueve grandes premios ya había sido el más joven en ponerse líder, superando al fundador de su escudería el neozelandés Bruce McLaren, gracias a su segunda plaza en Montmeló, cuarta cita del año. Tan sólo dos carreras después, en Canadá llegó su primera victoria, otro nuevo récord a su brillante hoja de servicios. Hoy, un año y medio más tarde, se ha convertido en el primer británico en adjudicarse el título desde que lo lograra Damon Hill en 1996 y en el primer británico en ganar a los mandos de un McLaren desde James Hunt (1976).

Después del tremendo error que cometió el año pasado en la salida del Gran Premio de Brasil, donde llegaba líder del Mundial, y terminó 'regalando' el título a Kimi Raikkonen, esta campaña ha aprendido la lección.

A pesar de que sigue siendo un amante de los riesgos innecesarios, el inglés se ha mostrado mucho más cauto esta temporada, en la que sólo cometió un fallo garrafal en Malasia del que ha aprendido la importancia de la regularidad para optar al título.

Hamilton, el primer piloto negro de la Fórmula 1, se decantó desde muy pequeño por los deportes de motor ganando sus primeros títulos en carreras de karts a los 10 años.

En 1998 entró a formar parte del programa de apoyo a jóvenes pilotos de McLaren-Mercedes, año en que ganó el campeonato de karts 'McLaren Mercedes campeones del futuro'. En 2003 se impuso en el British Fórmula Renault Championship con 10 triunfos en 15 carreras.

La siguiente temporada se pasó a la Fórmula 3 Euro series con Manor Motorsport, con motores Mercedes-Benz y fue quinto, con una victoria y dos terceros puestos. En 2005, se impuso en el campeonato de F3 Euro Series con 15 victorias en 20 pruebas.

El 8 de septiembre de 2006 se adjudicó el título de GP2 después de cinco triunfos en 22 carreras. Unos días más tarde, el 13 de septiembre, se subió por primera vez a un monoplaza McLaren-Mercedes en el circuito de Silverstone. Y poco más de dos años después se ha convertido en el piloto más joven de la historia en alzar el título.