Publicado: 06.04.2014 19:04 |Actualizado: 06.04.2014 19:04

Hamilton vence en Bahréin y Alonso acaba noveno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El piloto británico Lewis Hamilton (Mercedes) se impuso este domingo en el Gran Premio de Bahréin, tercera prueba del Mundial de Fórmula 1 que se disputó en el trazado de Sakhir, tras una sufrida carrera en la que tuvo que resistir las acometidas de su compañero de equipo, Nico Rosberg, que fue segundo, mientras que el español Fernando Alonso (Ferrari) fue noveno.

El británico, que salía segundo, consiguió adelantar a Rosberg en la primera curva y se puso a liderar la carrera seguido de cerca por el alemán.

Por detrás, Sergio Pérez (Force India) consiguió subir al tercer cajón del podio tras un gran fin de semana del equipo con sede en Silverstone. El actual campeón del mundo, Sebastian Vettel (Red Bull), terminó sexto mientras que Alonso no pudo pasar de la novena plaza.

La salida se desarrolló con normalidad. Los Mercedes salieron como un tiro hacia la primera curva, mientras que por detrás Felipe Massa (Williams) se colaba por el medio de la pista para plantarse en la tercera posición.

La decepción volvió a aparecer por el box de Ferrari

El gran perjudicado del inicio de la prueba fue Kimi Raikkonen (Ferrari), que no hizo una buena salida y pasó de la quinta a la novena posición, siendo adelantado por Fernando Alonso, que se colocó en la séptima plaza. Pocas vueltas le hicieron falta a las nuevas balas plateadas para abrir un hueco con sus rivales y luchar por la victoria sin ningún invitado inesperado. Sin embargo, la rivalidad entre Hamilton y Rosberg estuvo a punto de acabar con la participación de ambos en la carrera, debido a dos vueltas en las que los dos pilotos olvidaron que conducen para la misma casa y en las que se lanzaron sin cuartel a por la primera posición.

Por detrás, lo más destacado se vio con la lucha por el último cajón del podio en el que estuvieron inmersos los dos Williams y los Force India, mientras que lejos de la lucha por los puestos nobles, los gigantes caídos en este inicio de temporada, Red Bull y Ferrari, luchaban por acabar la carrera en una mediocre séptima posición.

La carrera mantuvo el guión hasta las últimas diez vueltas, cuando un aparatoso accidente entre Pastor Maldonado (Lotus) y Esteban Gutiérrez (Sauber), que hizo que el mexicano diera una vuelta de campana con el monoplaza, obligó al safety car a salir a pista. Con el coche de seguridad en la pista las posiciones cambiaron radicalmnte. Fuera de la lucha por las primeras posiciones, Sergio Pérez y Nico Hulkenberg (Force India) se colocaron en la tercera y la cuarta plaza, seguidos por Sebastian Vettel y Daniel Ricciardo (Red Bull), quinto y sexto respectivamente, mientras que Alonso y Raikkonen luchaban por entrar en los puntos.

Con la carrera relanzada, Hamilton logró aguantar los envites de Rosberg y consiguió cruzar la meta en primera posición. Segunda victoria para el británico, que tras el abandono en el Gran Premio de Australia acumula dos triunfos consecutivos en su casillero. Finalmente, Pérez fue tercero tras resistir el ritmo de Ricciardo, que subió hasta la cuarta plaza y que volvió a acabar por delante de un Sebastian Vettel que se quedó sin ritmo en la parte final de la carrera y que acabó sexto.

Aún así, la decepción volvió a aparecer por el box de Ferrari, que sólo pudo conseguir tres puntos en esta carrera gracias a la novena plaza de Alonso y a la décima de un Raikkonen que se pasó las 67 vueltas viendo como la mayoría de los pilotos pasaban a su lado para adelantarle.