Público
Público

Otro ‘hat-trick’ de Messi

El argentino firma su segundo triplete de esta Liga y se pone al frente de la clasificación de realizadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tan elocuente ante un micrófono como clarividente sobre el césped, Xavi había lanzado la cuestión en su última comparecencia en rueda de prensa: '¿Vendrá el Atlético a jugarnos de tú a tú o a cerrarse para buscarnos a la contra?'. 'Históricamente, son partidos con muchos goles y que se nos dan bien', había añadido el centrocampista del Barcelona con una sonrisa, como si en su cabeza ya tuviera premeditada su actuación de ayer, una lección soberbia sobre cómo dirigir a un equipo.

Xavi hizo lo que quiso y cuando quiso, impasible a la lluvia que cayó sobre el Camp Nou, un sirimiri que facilitó el desplazamiento del balón y empapó a Pep Guardiola, un culo de mal asiento. De otro modo, no se explica que el técnico azulgrana se pasara en pie casi toda la primera parte, una obra casi perfecta de su equipo orquestada por el de Terrassa. El capitán del Barça fue el asistente de Villa en el primer tanto de la noche, un excelente control del asturiano, que anotó su quinto tanto del curso, el tercero en Liga.

El Guaje abrió el marcador y, en 15 minutos, el Barça ya le había endosado al Atlético más goles, dos, de los que los rojiblancos habían recibido en los cuatro partidos anteriores. Courtois había llegado al Camp Nou como el portero menos goleado de la Liga, con tan solo un tanto encajado. En tan sólo 45 minutos, salió escaldado, con tres.

‘La Pulga’ suma
ya 14 goles
en 12 partidos ante el Atlético

Con ese tercer gol de Barça, Messi decantó definitivamente a su favor el duelo de goleadores que mantenía con Falcao. Ni una sola noticia ofreció el colombiano, mientras la Pulga firmaba su tanto 190 con la zamarra del Barça, una cifra que le acerca un poco más al mito de César (235 goles en competiciones oficiales). El delantero argentino, un especialista en marcar al Atlético, sumó además su duodécima diana, en otros tantos partidos, ante los rojiblancos. Luego se iría hasta 14. Y pudieron ser algunos más de los que acabó anotando. Messi fue el último azulgrana en tocar el balón que Miranda acabó metiendo en propio meta, el segundo tanto de los de Guardiola. Y Perea tuvo que agarrarle en falta para evitar lo que parecía el cuarto, tras una jugada de cine desde el medio campo.

Nada pudo hacer el defensa colombiano cuando el argentino decidió firmar el cuarto, otra gran jugada personal que sentó a varios defensas del Atlético y dejó a Falcao con cara de tonto. Nada pudo hacer nadie cuando La Pulga se propuso igualar el hat-trick que Cristiano le había marcado al Rayo. El octavo tanto de Messi -su segundo triplete tras el de Osasuna- abultó sus registros un poco más, al tiempo que le permitió superar al delantero del Madrid -siete goles- en la lucha por un pichichi del que quedaron ligeramente descolgados Soldado y Falcao.

Falcao, impotente ante el aluvión del Barça, se queda inédito

'He tenido la suerte de hacer muchos goles ante ellos, pero nada más', señaló Messi a La Sexta. 'Hemos marcado rápido y manejamos el partido. No necesitábamos dar un puñetazo en la mesa, estábamos tranquilos', concluyó.

Tranquilo y eufórico con el resultado, el Camp Nou también celebró el regreso de Piqué a la competición. El central catalán, que no se había estrenado en la Liga ni en la Champions por una lesión muscular, reapareció tras un mes de baja.