Público
Público

Un ‘hat-trick’ de octavos

Tres goles de Messi, que supera los 200 como azulgrana, y la solidez de Valdés, que bate su récord de imbatibilidad con 877 minutos, certifican el pase del Barcelona a la siguiente ronda de la competición europea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pinta azul el horizonte europeo del Barcelona que al tiempo que aseguraba su clasificación para los octavos de la Champions con un plácido triunfo sobre el Viktoria (0-4), acumuló un puñado de récords como si no costara. El día que Pep Guardiola cumplía 200 partidos en el banquillo azulgrana, Valdés cimentó la victoria del Barça estableciendo su récord de imbatilidad en 877 minutos y Messi la rubricó con un nuevo hat-trick, que elevó su cuenta goleadora con la zamarra azulgrana a 202. La cifra, estratosférica, ilustra voracidad del argentino, estrella de un grupo que se jugará la primera plaza del grupo H con el Milan.

Sin necesidad de hacer ni una sola combinación, el horizonte de los octavos se había despejado para el Barça con el empate de los italianos ante el Bate Borisov. Pero, no conforme con ello, Guardiola exigió a sus jugadores protagonizar la ratificación. Con Piqué y Puyol, su pareja de centrales el curso pasado, en el eje de la defensa, el técnico dio la manija a Thiago, Busquets y Cesc, mientras acompañaba a Messi con Cuenca y Adriano, para abrir la tupida defensa de los checos, que, sin embargo, no perdieron despliegue.

El Barça enlaza por vez primera dos triunfos en el tercer y cuarto partido

Al cuarto de hora, Petrzela exigió la brillante intervención de Valdés en una contra que ningún defensa del Barça fue capaz de truncar. El cuerpo del meta interceptó el ajustado chut del delantero checo, antes de seguir acumulando minutos de imbatibilidad para superar el récord (824) de Miguel Reina. Y pintaba que lo habría tenido algo más complicado si el árbitro no se hubiera excedido en su celo y castigado con expulsión el penalti que Cisovsky cometió sobre Messi. Todo le dio igual a la Pulga que, con colocación y frialdad, convirtió su gol número 200 como azulgrana.

La rigurosa expulsión de Cisovsky merma a los checos

Lo celebró como si nada y, luego, se dispuso a proseguir con su cuenta. El argentino se desplegó en la misma medida en que el Barça se encogió, intimidado por la dureza de los checos, más expeditivos con 10 que con 11. Bien asistido por Thiago, el mejor generador del Barça, Messi probó a Pavlík en varias ocasiones. El meta siempre encontró una mano o una pierna que interponer hasta que, al filo del descanso, la Pulga combinó con Adriano en la frontal del área para firmar el segundo. La inagotable ambición del pichichi de la Champions.

Resuelto el partido, el segundo acto quedó para el lucimiento de Cuenca y Cesc, asistente y goleador en el tercer tanto azulgrana. Y para que Alexis, con el alta médica bajo el brazo, debutara en Europa, antes de que Messi redondeara su obra.

Viktoria Plzen: Pavlík; Rajtoral, Bystron, Cisovsky, Limbersky; Petrzela, Jiracek, Horvath (Reznik, m. 77), Pilar, Kolar (Duris, m. 67); y Bakos (Sevinsky, m. 24).

Barcelona: Valdés; Alves (Maxwell, m. 70), Piqué, Puyol, Abidal (Alexis, m. 72); Thiago, Busquets (Keita, m. 65), Cesc; Cuenca, Messi y Adriano.

Goles: 0-1. M. 23. Messi transforma el penalti cometido sobre él por Civoksy. 2-0. M. 45. Messi combina con Adriano en la frontal del área, éste se la devuelve al primer toque y el argentino, tras controlar con la derecha marca de potente chut con la izquierda. 0-3. M. 73. Cesc remata de cabeza un centro de Cuenca al segundo palo. 0-4. M. 90. Piqué asiste de tacón a Messi, que, sin oposición, bate a Pavlík.

Árbitro: Schörgenhofer (Aut). Amarilla a Pilar, Alves, Limbersky, Jiracek, Horvath. Roja directa a Cisovsky por cometer penalti sobre Messi

Synot Arena: 20.000 espectadores.