Público
Público

Aquí hay ciclo para rato

El Barça responde a las dudas arrollando a un Zaragoza que le temió demasiado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con una goleada y su mejor versión, la original. Ante un Zaragoza de tiza, concebido en una pizarra y que se limitó a hacer las funciones de conos, una irresistible tentación para el equipo que mejor interpreta el fútbol posicional. Así respondió el Barça a las dudas que su inesperada derrota ante el Rubín Kazan dejó en el ambiente. La visita del Zaragoza ponía a prueba la entereza del Barça, cuyo modelo futbolístico liderado por Guardiola, valga la redundancia, le permite demostrar que en su caso las crisis son imaginarias.

El fútbol del Barça no admite que se dude de él. Otra cosa es que puntualmente su juego no cumpla las altísimas expectativas y el marcador le recuerde que la falta de efectividad se paga aun siendo superior al rival. Anoche el Barça fue tan exquisito como efectivo, de ahí que el Zaragoza se llevara seis y que los azulgrana recuperen el liderato de la Liga, con la superproducción a tres puntos y plagada de unas dudas, en su caso más que razonables.

Marcelino bromeó diciendo que para ganar al Barça habría que atar a seis o siete jugadores para jugar contra cuatro o cinco. La propuesta del Zaragoza fue una invitación al Barça a triangular. Ya en el arranque del partido se vio que el campeón de todo estaba enchufado, pues en poco más de diez minutos los azulgrana se acercaron con peligro tres veces, incluido un claro penalti de Gabi sobre Iniesta que el árbitro no vio o no quiso ver, he aquí el dilema. La pareja Ibra-Messi puso a prueba a Carrizo. La conexión argentino-sueca es la auténtica referencia atacannte del Barça, pues Iniesta, pese a alinearse en la misma terna, tiene alma de centrocampista y se encuentra más a gusto apareciendo en el área que estando en ella.

Ante la basculación sin balón del Zaragoza y a fin de no caer en el error de acumular demasiada gente en el centro del campo, Busquets se incrustaba entre los dos centrales en la salida del balón y Puyol y Maxwell ensanchaban el campo. Será casualidad, pero la renovación de Puyol ha coincidido con la lesión de Alves y la necesidad de que el capitán ocupe el lateral derecho en ausencia del brasileño.Con el Barça interpretando a la perfección el partido que tenía que hacer y el Zaragoza limitándose a verlas venir, sin otra mísera aspiración que la de no encajar, los goles no podían tardar en llegar. Keita, de cabeza, e Ibrahimovic, al saque de una falta, sentenciaron a los maños en cuatro minutos.

Después de varios partidos en los que los rivales (Almería, Valencia y Rubín) exigieron al Barça, el Zaragoza resultó balsámico. Es lo que pasa cuando se sale derrotado de antemano y con un planteamiento táctico en el que el único inconveniente es que los rivales tienen piernas para correr y cabezas para pensar.

Ya en la segunda parte, con el partido plácidamente encarrilado para el Barça, Messi e Ibrahimovic aprovecharon para seguir mezclando su talento. El sueco logró su séptimo gol en la Liga, pero sobre todo demostró que su aportación al juego del Barça va más allá y que su intercambio por Etoo tenía todo el sentido. Messi se reecontró con el gol, aunque el protagonismo goleador se lo llevó Keita, un gregario.

Guardiola tiene claro que las críticas son inevitables compañeras de las derrotas, lo mismo que los elogios acostumbran a viajar en el mismo vagón que los triunfos. Por más que a algún iluminado se le ocurriera hablar de fin de ciclo tras la derrota ante el Rubín Kazan, aquí hay ciclo para rato. Lo que dure el Barça de Guardiola.

Tras la abultada victoria ante el Zaragoza, Guardiola se mantiene al margen de las voces que alertaban del mal momento de su equipo tras empatar en Valencia y perder ante el Rubin Kazan. 'Cuando ganamos nos aplauden y cuando perdemos, llegan las críticas. Esto es así', convino el técnico.

'Estuvimos mejor organizados que contra el Rubín. Mejor posicionados en ataque para no sufrir cuando pedíamos el balón', celebró. 'Messi nunca está en duda, nadie tiene las ganas de jugar que tiene Leo'

Por otro lado, el técnico blaugrana ha decidido dar fiesta a algunas de las estrellas del equipo: Puyol, Piqué, Xavi, Iniesta, Messi e Ibrahimovic no volverán a los entrenamientos hasta el el próximo miércoles. El resto, trabajará mañana para preparar el partido de Copa ante la Cultural Leonesa. / RUT VILAR