Público
Público

"Hay gente que te pregunta si corres con remolque"

Antonio Albacete. Piloto de camiones, que está a un punto de ser tricampeón de Europa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El monstruo rojo de Antonio Albacete (45 años) haría empalidecer al Ferrari de Alonso. Es un camión MAN de 1.200 CV de potencia el F10 tiene 800 que roza los 300 km/h de velocidad punta, aunque por normativa en carrera no puede pasar de los 160. Curiosamente, sólo puede conducir en circuitos, pues no tiene carné para hacerlo en carretera. Bicampeón de Europa (2005 y 06), el español está a un solo punto del tercer título. Y lo quiere lograr este fin de semana en el Jarama.

¿Cómo le dio por pilotar camiones?

Me viene desde que nací. Mi padre preparaba coches de carrera, para él y para otros, y, además, tenía un taller. Hace 13 años, cuando corría con turismos, coincidí con las carreras de camiones, así que sabía de qué iba. Había visto que, por ejemplo, el Jarama se llenaba y había mucho ambiente. Me costó dos años adaptarme.

¿Es muy difícil?

'Es mucho más difícil llevar al límite a un camión que a un coche'

Hay una diferencia bestial. Es mucho más difícil ir al límite y sacarle esas últimas décimas a un camión. Por el peso y las inercias es muy fácil pasarte de frenada, perder la trayectoria o cruzarte demasiado. Y te cuesta muchísimo volver a tu sitio.

¿Qué fue lo que másle sorprendió?

La potencia. No pensaba que tenían tanta aceleración. Y también me impactó la lucha y el contacto que había. Al principio, cada vez que me daban un golpe pensaba que me habían destrozado el camión, cuando lo único que tenía doblado era una defensa.

¿Qué relación hay entrelos pilotos de camiones?

No suele haber mal ambiente, aunque tenemos enganchones.

¿Qué les diferencia, aparte de la repercusión mundial, de la F1?

Al principio, mi carrera iba dirigida a llegar a la F1, es la meta que siempre te pones, pero esta es otra división, otro mundo. No es que seamos el hermano pobre, sino que todo es diferente, mucho más abierto al público. Hay circuitos en los que los espectadores, con su entrada, pueden acceder al paddock, ver los camiones de cerca, hacerse fotos con los pilotos, etc. Las carreras son divertidas y es mucho más espectacular verlo en directo que por televisión. Tenemos cuatro carreras, dos el sábado y dos el domingo. Además, en circuitos como Nurburgring o LeMans se montan ferias alrededor que contribuyen a que asista muchísimo público. En Nurburgring hubo más de 150.000 personas.

¿Cómo sobreviven a la crisis?

El de camiones es uno de los campeonatos más equilibrados entre lo que un patrocinador invierte y recibe a cambio, sobre todo si eres un equipo puntero como Cepsa.

Tiene 45 años, cuatro más que Schumacher. ¿No piensa retirarse?

Mientras me encuentre a un nivel competitivo y me divierta, seguiré. Físicamente, el camión no es tan exigente como un F1, pero sí igual o más que un turismo. El paso por curva es menos exigente, pero cuando te dan un toque no te golpean 1.000 kilos, sino 5.500. Los golpes los sufres, así que cuanto mejor preparado estás, menos lesiones tienes. Luego hay que soportar el volante, el calor y muchas carreras en un fin de semana.

¿Le frustra la poca repercusión de sus éxitos?

No, aunque lo echas de menos. Sobre todo cuando hay gente que ni siquiera sabe que existen carreras de camiones y que te preguntan si corres con remolque. Además, ha coincidido que los dos años que yo gané el Europeo, Alonso fue campeón del mundo de F1. Y, curiosamente, puede volver a suceder.