Público
Público

"He sufrido mucho, lo veía perdido"

Contador desvela que la noche del viernes durmió mal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ni pudo ni quiso ocultarlo. En el podio descargó la emoción acumulada y ante los micrófonos confesó las penurias vividas durante 52 kilómetros interminables. 'Ha habido un momento en que lo veía perdido', reconoció Alberto Contador, tricampeón, salvo catástrofe, del Tour de Francia 2010.

El madrileño explicó que este año no ha llegado tan fuerte como en 2009 porque diez días antes de la carrera estaba tomando antibióticos. 'Todos los Tour son difíciles por unas cosas u otras, el ciclismo no son matemáticas. Hoy [ayer] he tenido miedo de no ganar. Ha habido un momento en que lo veía perdido y he dudado hasta el final. En este Tour ha habido días en que no he ido bien, pero detrás de esta victoria hay mucho trabajo. Quiero que la gente lo sepa'.

'He sufrido mucho por las referencias que me iban dando al principio de la etapa, ya dije que en una carrera de tres semanas todo puede pasar en el último momento y se ha demostrado añadió. He podido mantener el amarillo y todavía no me hago a la idea, lo he pasado muy mal. No he dormido nada bien esta noche porque tenía molestias estomacales, y este es un momento de una liberación enorme para mí'.

'El recorrido era plano, pero soplaba bastante viento y he tenido que ir a tope. Me iban diciendo que Schleck estaba a dos segundos e incluso que me sacaba cinco. Hubo un momento en que ya no sabía si las diferencias que me decían eran de verdad, he sufrido muchísimo y ahora estoy aliviado', insistió.

'Ha sido muy difícil ganar este Tour, no puedo expresar la alegría que siento, es la victoria que más me ha emocionado, así que gracias a todos', concluyó poco antes de abrazarse a su compañero de equipo Alexander Vinokurov.

Andy Schleck, segundo en la general y duro rival del español hasta el último día, reconoció la superioridad del líder: 'Vencer a Contador no es fácil, pero lo he intentado todo. Estoy contento'.

'He dicho siempre que me iba a batir hasta el fin añadió el luxemburgués. He demostrado que he progresado, que estoy más cerca' y que el año que viene volverá 'para ganar'.

Carlos Sastre, ganador del Tour 2008, se mostró encantado con la contrarreloj de ayer y mucho más condescendiente con Schleck y Contador, a los que tildó de 'niñatos' tras la ascensión al Tourmalet. 'Ha sido una etapa espectacular. Hemos recorrido todos los viñedos de Burdeos y la verdad es que ha sido un paisaje impresionante. Hemos tenido un día que ha sido muy bonito para ver por televisión, con esa lucha de los corredores por la victoria en este Tour', declaró el madrileño.

Respecto a su actuación, fue 48º, Sastre comentó: 'He tratado de hacer un test a tope, que me ayudara sobre todo a terminar esta carrera con buenas sensaciones y con ganas de bicicleta, que es lo que deseaba en esta recta final antes de despedirme de esta carrera'.

Como todos los corredores que llegan hoy a la mítica meta de la capital francesa, Sastre no oculta sus ganas 'de llegar a París para dar vueltas en los Campos Elíseos y tener ese homenaje merecido a todos los supervivientes de esta carrera'.

Samuel Sánchez, cuarto de la general tras ceder el tercer puesto al ruso Menchov en la contrarreloj de ayer, felicitó a su verdugo: 'Estoy tranquilo porque he ido a tope, pero Denis Menchov ha sido muy superior. Más vale bajarme del podio por mucha diferencia que por poca. Ser cuarto en un Tour de Francia está bien pero lo bonito hubiera sido salir en la foto del podio de París', dijo el campeón olímpico.

Samuel, campeón olímpico en los Juegos de Pekín 2008, admitió que se queda 'con un sabor amargo', recalcó que lo dio todo encima de la bicicleta e insistió: 'Menchov ha ido como una moto y le felicito porque ha hecho un gran Tour'.