Público
Público

Héctor Cúper mide al campeón

El Atlético de Madrid se enfrenta esta noche al Aris en Grecia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Plétorico, con la Supercopa de Europa y el liderato de la Liga bajo el brazo, el Atlético se enfrenta esta noche a un partido trampa. Una cita que, sin ser crucial, plantea varios retos. El campeón de la Liga Europa comienza a defender el título en Grecia, ante el Aris, equipo mediano con una afición caliente y un entrenador frío y concienzudo, Héctor Cúper.

El técnico argentino, fiel a un ideario bien conocido en España dirigió al Mallorca (97-99 y 04-06), Valencia (99-01) y Betis (07), propondrá un choque táctico y espeso, al acecho de un fogonazo de inspiración o un fallo del rival. A Cúper, impasible, no le preocupa el sambenito de perdedor de finales una de Copa, otra de Recopa y dos de Liga de Campeones que lo acompaña. Es más, presume de ello: 'Segundo es una palabra maravillosa. Hay un montón de técnicos a los que les gustaría salir segundo'.

El entrenador del Aris ha conformado un equipo donde abundan los futbolistas españoles. Dos de ellos, Javito y Koke, serán la principal baza ofensiva de un conjunto heleno muy mermado por las bajas y consciente de su inferioridad. 'El Atlético es un equipo puntero del campeonato español, pero debemos de acostumbrarnos a jugar contra grandes equipos', advierte Cúper.

Sin confiarse, Quique Flores pretende ratificar esta tarde la fortaleza exhibida hasta ahora. Lesionados Agüero y Ujfalusi, el entrenador madrileño está decidido a probar la solvencia de la plantilla. Camacho, Mario Suárez, Fran Mérida y Diego Costa tienen la oportunidad de reivindicarse desactivando el entramado táctico del Aris. 'Cúper es un gran trabajador, un gran motivador elogia Quique. Para mí es una referencia de mi época de aprendiz de entrenador. Le tuve al lado en el Valencia y aprendí mucho de él'.

El estadio Kleanthis Vikelidis es famoso por el ardor de sus aficionados

Los jóvenes futbolistas atléticos deberán demostrar también su madurez en un ambiente muy cargado. El estadio Kleanthis Vikelidis, con capacidad para 22.800 espectadores, es famoso por el ardor de sus aficionados. Hoy se llenará y, como es norma, los griegos alentarán a los suyos con gritos constantes, abundante confeti y bengalas. 'El Aris no pierde en su estadio en Europa desde hace décadas, pero sabemos que el Atleti es un equipo que rompe tendencias', advierte Quique.

El último reto, inherente a todos los demás, es ofrecer al mundo una imagen acorde con la del trofeo ganado en Hamburgo hace cuatro meses. 'Es muchísimo más difícil reconquistar la Liga Europa que conquistarla por primera vez. El hecho de haber sido campeones enciende las alarmas de los rivales, pero hay que demostrar por qué lo fuimos', opina el técnico rojiblanco.

O dicho en palabras de Héctor Cúper: 'Hay que pensar en grande para alcanzar cierta altura. Si vas a lo pequeño, es posible que no llegues ni a lo pequeño'.