Público
Público

Heinze sí cree en que pueden ganar la Liga

El argentino reta a los que descartan ya al Real Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El defensa argentino del Real Madrid, Gabriel Heinze, ha asegurado que, aunque los doce puntos de distancia puedan parecer mucho, él si cree que en las opciones de su equipo de luchar por el título y será con victorias como deberán convencer a los que les dan por desahuciados. 'Yo creo, si alguien no cree me da igual, porque soy el que tiene que salir, y te haré creer ganando los partidos. Yo creo y el que está a mí lado también, el tiempo dirá si quieren creer o no', respondió.

'Lo último que hay que perder es la esperanza'

Así, aunque reconoce que 'viendo los puntos' el Real Madrid 'está muy lejos', él no pierde la confianza ni la esperanza: 'Tengo que centrarme en seguir trabajando, quedan cinco meses, no puedo ser un jugador del Real Madrid diciendo 'no, ya está listo'. Matemáticamente no está decidido, hay puntos, no lo voy a negar, pero lo último que voy a perder es la esperanza'.

'Si ellos siguen a ese nivel y no pierden puntos serán campeones, pero confío en mi equipo, ahora hay otra gente al mando y haremos lo posible', añadió el argentino, que reconoce que no le 'gustan los cambios' al ser cuestionado por la marcha de Schuster. 'Si los hubo yo también soy responsable. Soy el primero, igual que Schuster', considera.

El albiceste que asegura haber tenido 'un buen trato y diálogo' Schuster no puede hacer una valoración sobre Juande Ramos. 'No he trabajado con él y no puedo dar una opinión clara, hay que dejarle trabajar y darle máximo apoyo. Cuando hay un cambio la gente quiere demostrar porque no le conoce, en cualquier trabajo y más en el fútbol, la gente está trabajando bien', dijo.

Y es que Heinze se ha perdido los últimos partidos por lesión y todavía es seria duda para el sábado ante el Valencia. 'Estoy muy bien, no como quisiera porque estaría entrenando con el equipo. No sé si voy a llegar, no es mi objetivo, es ir día a día y ver cómo se presenta la semana', expresó hoy.

Su lesión le impidió jugar en el Camp Nou, por lo que vivió el clásico con 'muchos nervios' y sintió la derrota 'más por el hecho de no poder estar con los compañeros' a los que vio después 'tristes, pero con muchas ganas'.

Desde fuera, su crónica del partido pasa por no buscar 'excusas en las bajas': 'Se perdió y listo, todos hicieron el máximo esfuerzo, un gran partido que no bastó. Ellos encaminaron el triunfo en un balón parado porque se veía que de otra forma no podían ganar, pero el fútbol también se gana así'. 'Si no dijera eso le estaría faltando al respeto a los que están jugando. No es un problema defensivo, es de equipo. Espero que las bajas se queden atrás y estar todos disponibles para trabajar juntos', deseó.