Público
Público

Henry se redime

El Barça supera claramente al Valencia con tres goles del delantero francés que, a pesar de la baja de Etoo, jugó de nuevo en la banda. El Valencia se vio superado por un Barça apabullante

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder sigue como un rodillo y este sábado en el Camp Nou volvió a ser ese equipo que soluciona los partidos en media hora, más allá del traspié contra el Getafe. El Barça superó con suficiencia anoche al Valencia que llegaba a Barcelona con muchas bajas y, tras la victoria de la semana pasada en el Pizjuán, ya suma los seis puntos de los dos primeros compromisos que ha disputado contra rivales directos, Atlético de Madrid aparte.

Henry, el hombre de la semana en Barcelona, se convirtió ayer en el hombre del partido. Si el miércoles acaparó titulares con sus quejas recurrentes porque la banda le tiene frito, ayer se ganó el protagonismo con lo que tantas veces le vimos hacer con la camiseta del Arsenal: goles. Firmó un hat-trick.

El francés marcó tres tantos a pesar de que Guardiola no claudicó a sus lamentos y le mantuvo en la izquierda; aun sin Etoo, el técnico insistió con Tití en la banda. Incluso cuando Pep decidió alejar del centro a Messi, muy incómodo en los primeros minutos como falso ariete, optó por colocar ahí a Hleb y no al francés, para que el bielorruso jugara de espaldas a portería.

Guardiola y Emery además de compartir juventud, gustan también de trabajar con esmero la estrategia y, dentro de esta parcela, ambos esconden su alineación hasta minutos antes del partido, incluso a sus jugadores. Ayer por la mañana, por ejemplo, el Barça ensayó con Bojan en un supuesto equipo titular azulgrana que luego no fue. Así las cosas, al final el de Linyola se quedó decepcionado en el banquillo mientras Messi volvía a colocarse en esa posición de falso delantero centro en la que no duró mucho. Emery hizo lo propio y confirmó su poco aprecio futbolístico por Helguera colocando a un centrocampista como Maduro en el eje de la zaga valencianista. El partido avanzó y el holandés pasó tan desapercibido en el Camp Nou como el resto de jugadores ché.

En el Barça volvió a brillar de nuevo el equipo más allá del goleador Henry. Márquez estuvo imponente dando salida del balón desde atrás. Alves, superado un breve periodo de adaptación, sigue creciendo. Hleb cumplió con creces desde la banda, al principio, y en el eje del ataque, después, donde le tocó jugar de espaldas a portería - el bielorruso dio la asistencia del segundo gol a su buen amigo Henry -. Touré, que comenzó un poco espeso, se entonó con el paso de los minutos mientras Xavi sigue con la máquina engrasada. Y Bojan redimió su pena por no ser titular dando el tercer tanto a Henry tras una magnífica jugada del canterazo. Quizás el más apagado fue anoche Messi.

En el Valencia, Villa y Mata apenas aparecieron y cuando lo hicieron se encontraron con tres o cuatro rivales a los que encarar en una exhibición del trabajo de ayudas de los jugadores de Guardiola. Al público del Camp Nou sólo le inquietó Del Horno, por alguna entrada fuera de tiempo aunque no al nivel de aquélla a Messi en Stamford Bridge cuando el vasco jugaba en el Chelsea. El primer gol del Barça llegó en el minuto 20, aunque Xavi envió un balón al palo en el primer minuto de partido.

Esta vez Henry llegó a la zona de tres cuartos con la fuerza suficiente para hacer un cambio de ritmo con el que ganó la espalda a Miguel, Albiol y Maduro, para marcarle un desmarque de libro a Touré, que viendo el perfecto movimiento del francés le puso un balón de lujo que Henry levantó por encima de Renan para marcar su quinto gol en Liga esta temporada. El segundo, tras una jugada colectiva. Alves se sumó a la fiesta apenas comenzado el segundo tiempo con un gol polémico porque Hleb, al inicio de la combinación, estaba en fuera de juego. El brasileño, por su parte, estaba exultante tras su tanto. Como Bojan, tras servir en bandeja el tercer tanto de Henry. Las gradas del Camp Nou presentaron la mejor entrada de la temporada. Casi 83.000 espectadores aplaudieron a rabiar a sus futbolistas. Ya esperan al Madrid.